En el espacio, las condiciones de gravedad cero hacen que hasta las tareas culinarias
más básicas parezcan casi imposibles. Incluso llevarte la comida a la boca requiere de un
enorme esfuerzo y concentración. Por esta razón la NASA ha decidido pedir ayuda a
algunas de las personas más brillantes del país con el objetivo de facilitar la alimentación
extraplanetaria: los estudiantes de secundaria.

La NASA ha organizado una competición de cocina en la que más de 30 equipos
formados por adolescentes han buscado la receta perfecta para preparar el mejor
desayuno de los astronautas teniendo en cuenta las condiciones que se dan en el espacio
y adecuándolo a la Estación Espacial Internacional. Este concurso forma parte de un
programa llamado “High Schools United with the NASA” que lleva 13 años en activo y que
aboga por que los estudiantes ayuden a la NASA creando todo tipo de productos para
mejorar la vida de la tripulación de la Estación Espacial.