Coque, el restaurante que capitanean los hermanos Sandoval, es, sin lugar a dudas, uno de los templos gastronómicos por excelencia no sólo de la capital, también a nivel nacional. Con más de 40 años de historia –una que comenzó en Humanes y continuó en el corazón de Madrid– sus sillas han sido soporte de tantos relatos que vertebran nuestra sociedad y cultura. Y algunos de ellos serán recogidos en ‘La mesa de Coque’.

Con el fin de inmortalizar esas conversaciones de las que Coque y los Sandoval han sido testigos, los publicistas Toni Segarra y Jorge Martínez, junto a Antonio Piñero y Rafa Antón –para los que el biestrellado restaurante “es una metáfora de la mejor España; la que conecta familia y tradición con vanguardia y universalidad”– pusieron a trabajar sus mentes creativas hasta dar forma a ‘La Mesa de COQUE’.

Un proyecto, en colaboración con Mahou, que inmortaliza un lugar pensado y soñado con el fin de compartir y que gira en torno a una mesa en la que se come, se bebe y se disfruta, y en torno a la que destacados representantes del mundo de la cultura y la sociedad irán siendo convocados para dialogar sobre la España de hoy y celebrar el increíble milagro de haber ingresado a este país en la más absoluta contemporaneidad.

Para que no caiga en el olvido, esa mesa celebrada con su particular tertulia compartida es transcrita y redactada en una revista que se publica después al encuentro, se ilustra con fotografías de la comida y se adereza con otras colaboraciones de escritores, poetas, dramaturgos, políticos, ilustradores o fotógrafos.

Este martes ha tenido lugar la presentación del primer número en el restaurante que le ha dado razón de ser, Coque, como no podía ser de otra manera, de la mano del chef Mario Sandoval y sus hermanos Rafael y Diego (sumiller y jefe de sala respectivamente). Ochenta y nueve páginas que relatan el transcurrir del primer encuentro que protagonizaron Cristina Garmendia, Boris Izaguirre, Juana de Aizpuru y Ferrán Adrià.

Ferran Adrià, uno de los participantes de la primera edición de ‘La mesa de Coque’.

Para la elección de los participantes de esta primera mesa “era importante tener un chef en esa primera mesa, sin ir más lejos porque se trata de un proyecto que nace en un restaurante. Era también importante la mirada a la ciencia que aportaba Cristina, o la cultural de Juana, fundadora de ARCO. Y, por último, la perspectiva de Boris, alguien que llega de fuera y puede mirar la realidad con otros ojos”, explicaba el publicista Jorge Martínez.

La publicación, también accesible en formato digital descargable, ha sido posible gracias a la escritora Paloma Bravo, el dramaturgo Ernesto Caballero y el escritor y físico Agustín Fernández Mallo. La fotografía es obra de Mariano Herrera, quien “ha ayudado a transmitir la parte más humana de los participantes”, Gaizka Sanpedro y Màrius Zorrilla (Commision) firman la dirección de arte y diseño y Belén Torregrosa, la edición. La versión impresa sólo estará al alcance de los clientes que pasen por la experiencia de Coque, repartiéndose un ejemplar por mesa.

No quedará aquí; se editará una revista por encuentro y este año habrá un total de tres. La segunda mesa tendrá lugar el 4 de abril y a su alrededor se reunirán la cantante Paula Ribó (Rigoberta Bandini), el filósofo Javier Gomá, el periodista Borja Casanim muy vinculado a la movida madrileña y a ese Archy que ocupaba el lugar que hoy ocupa Coque, y la ex alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Los cuatro tendrán a los hermanos Sandoval, los tres Premio Nacional de Gastronomía, como anfitriones y maestros de ceremonia de un menú confeccionado especialmente para ellos. “Los comensales para esta segunda edición aportan diversas posturas y representan muy lo que queremos que ocurra: dialogar, disfrutar, ponerse en el lugar del otro y sacar conclusiones constructivas” explicó Segarra.

Al terminar la presentación, Mario aplaudió la generosidad de sus compañeros de trabajo (ya considerados amigos). Ellos creían en el proyecto y ellos pusieron las alas que los Sandoval necesitaban. “Las ideas son ideas y hay que ponerlas en papel, y pagarlas. Esta es una forma original y diferente de hablar de la España que nos ha traído hasta aquí. El reflejo de un templo por el que han pasado tantas caras conocidas. Si podemos hacer esta colección, la gente sabrá qué ha pasado aquí”, compartía el chef.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta