La Sriracha podría traer recuerdos gloriosos o dolorosos, eso depende de tu tolerancia al picante. Lo cierto es que esta famosa salsa es ícono de la gastronomía asiática y tiene una historia que pocos conocen.

Todo se remonta en Vietnam del Sur, aunque el origen de la Sriracha es tailandés. Un cocinero del ejército de Vietnam de Sur llamado David Tran solía preparar salsas picantes durante la Guerra de la Resistencia contra los Estados Unidos, librada entre 1955 y 1975. Los comunistas resultaron ganadores y posterior a esto, David continuó con su venta.

Según David, el momento que vivían era apremiante y la gente siempre estaba buscando descubrir cosas nuevas para vender. Fue entonces, cuando Tran tuvo su primer acercamiento con la Sriracha. Se cree que esta salsa fue inventada en 1949 por una ama de casa llamada Thanom Chakkapak. Una mezcla de pasta de chiles, vinagre destilado, ajo, azúcar y sal, fue la primera Sriracha que existió.

El tiempo pasó y varias versiones resultaron de esta mezcla, sin embargo, fue David Tran quien la convirtió en un ícono de la gastronomía asiática a nivel mundial. ¿Cómo sucedió esto? A raíz de la situación que se vivía en su país, David y más de 3000 personas, tomaron la decisión de entrar como refugiados a los Estados Unidos en 1980. Los Ángeles fue el lugar que vio llegar a todas estas personas y con una mano adelante y otra atrás, la mayoría tuvo que arreglárselas para sobrevivir.

Lo primero que hizo David Tran al llegar fue registrar una marca a la que llamó Huy Fong, por el buque de carga que lo llevó hasta Estados Unidos. Recurrió con rapidez a lo que bien sabía hacer, fabricar la Sriracha que preparaba en Vietnam. Como no todo podía ser tan fácil, no encontró la pasta de chiles que solía usar en Vietnam. Es por esto que cambió de estrategia y decidió utilizar los pimientos picantes locales que encontró, los jalapeños.

Puso lo mejor de sí y al finalizar el primer mes había logrado una ganancia de 1000 dólares. Reciclando botes para almacenar su salsa fue como se hizo famoso en el Chinatown de Los Ángeles.

Claves para un marketing de éxito

Hoy en día Huy Foong Foods es un emporio que factura más de 150 millones de dólares al año. En sus inicios, Tran no le dio mucha importancia al marketing, sin embargo dio en el clavo con algunas claves que le aseguraron el éxito. La botella que hoy conocemos como Sriracha sigue siendo casi la misma desde los 80s. Para David era importante que fuese fácilmente reconocible. La famosa imagen del gallo que está presente como marca insignia, se debe al animal de horóscopo chino que corresponde al año de su nacimiento. El tapón verde refleja frescura y el texto que decora la botella está en cuatro idiomas diferentes (inglés, vietnamita, japonés y chino).

El secreto

Según su creador, la Sriracha queda en su punto perfecto al usar jalapeños en estado avanzado de maduración. Para lograr esto, la compañía tiene que fabricar la producción de un año en tan solo 10 semanas. Hoy en día, la Sriracha que estamos seguros de que tienes en casa, se elabora gracias a tres proveedores e incluso ha flotado junto a los astronautas de la Estación Espacial Internacional.

Evidentemente, la popularidad de la salsa llegó casi que de forma inmediata, pero también ayudó el auge que ha tenido la gastronomía asiática en el mundo. Diversas multinacionales le han hecho fuertes propuestas a David Tran para comprar su marca, sin embargo, él se sigue rehusando. Hoy en día sus ventas representan el 10% de todo el mercado de salsas picantes en Estados Unidos.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta