No hace falta irse al norte de España para poder saborear los mejores productos de la zona. Y sino es porque aún no te has dejado caer por la taberna La Guarida de Narváez.

Situada en el número 24 de la calle Narváez, este nuevo local recoge lo mejor de la cocina del norte para transportarla al corazón de la capital gracias al chef Alfonso Sánchez Izquierdo, quien dirige la cocina y crea  recetas a partir de las mejores materias primas como es el caso de las piparras y los tomates de Lodosa, las anchoas de Santoña o las rabas de calamar de potera.

Aquí uno puede saborear desde tapas y raciones donde destacan los Bastones de berenjenas crujientes con humus y miel de caña; los Crujientes de queso con mermelada de tomate y tomillo; la Ensalada de bacalao ahumado con naranja, aguacate y piñones garrapiñados o el Bocadillo de rabas con alioli suave. Pero también una infinidad de pintxos –nosotros nos quedamos con la Brandada de bacalao o el Txangurro, en el caso de los fríos- que se renuevan todos los días con propuestas novedosas. A partir de las 13:00 horas salen los calientes y es cuando los amantes del cerdo puedes saborear la mejor morcilla de Baesain con base de escalibada.

El restaurante, diseñado por el estudio de Ignacio García de Vinuesa con toques industriales y vanguardistas, está dividido en  dos espacio, uno más informal con zona de barra y mesas altas, y otro situado en la planta de arriba con un comedor para los que prefieran algo más formal. Aunque el espacio esté prácticamente dedicado a los pintxos, uno también puede probar recetas caseras como el Secreto ibérico a la parrilla con chutney de orejones y vinagreta de mostaza y miel y el Bacalao asado a la vizcaína con migas del pastor.