Credit: Evan Sung for The New York Times

No hace ni un año que abrió sus puertas y ya ha sido alabado por grandes medios de comunicación como The New York Times, Eater, New York Magazine’s y Forbes entre otros. Y es que hay pocos lugares tan atractivos y sorprendentes como el que se encuentra en el corazón de Prospect Height, Olmsted. Un restaurante creado por el chef Greg Baxtrom-ha trabajado en los fogones de El Bulli, Arzak y Mugaritz- el granjero Ian Rothman en el que fusionan su pasión y respecto por la agricultura con un espacio de ocio y entretenimiento donde el comensal vive une experiencia sensorial a través de una carta variada pero donde impera el concepto “farm-to-table”.

“Se trata de un restaurante de barrio donde cuidamos mucho los detalles intentando, al mismo tiempo, que sea lo más cómodo posible para el comensal. La carta tan solo cuenta con unos 23 platos (aproximadamente). No hay menú degustación pero entre cuatro personas la puedes probar entera porque aquí la clave es compartir. Todo el mundo comparte lo que pide” comenta Greg en una entrevista exclusiva para Tapas. Para ello, utilizan principalmente las verduras y hortalizas de temporada que crecen en su propio huerto, situado en la parte trasera del restaurante, que cuenta, además, con una bañera convertida en estanque llena de cangrejos.

Allí, en el mismo patio, los comensales, sentados sobre unos cojines, pueden disfrutar de platos donde se mezclan sabores, texturas y temperaturas. Aunque todo aquel que desee hacerlo sentado también puede ya que la parte del restaurante tiene cabida para 50 personas. ¡Ah! Y ahora en la azotea de The Seagrams New York Hotel Atocha. Sí amigos, Olmsted ha llegado a España con su concepto de cocina saludable y concienciada con el medio ambiente y un menú que no dejará a nadie indiferente.

Para ir abriendo boca, Greg ha traído una versión neoyorquina de nuestro emblemático gazpacho pero a base de hoja de rábano. Como primer plato se servirá un Crepe de zanahoria, almejas y flor de girasol y seguido, Presa Ibérica a la parrilla con Manchego y Bimi Brócoli. Para terminar con el menú, un toque dulce gracias al Mousse de chocolate “Old Style”. Todo ello maridado con dos cócteles clásicos de Seagram’s Gin.

El menú podrá disfrutarse hasta el próximo 31 de marzo en la séptima planta del hotel bajo reserva previa.