Hasta ahora no nos habíamos hecho esta reflexión, pero hoy, gracias a las creaciones de un artista, nos hemos percatado de que no sólo se puede cocinar la comida, también se puede coser.

 

Ipnot es el artista que ha dado vida a toda una despensa de comida con tan sólo madejas de hilo, tapices y una exquisita capacidad para el bordado, consiguiendo así que estas creaciones queden tan exquisitas y deliciosas como la propia comida a la que imita.

 

A continuación te mostramos una galería con seis imágenes para que disfrutes del trabajo de este creativo.

La comida no sólo se cocina, también se cose

No hay alimento que se le resista a este artista por muy difícil que resulte de reproducir, como es el tomate en este caso.

La comida no sólo se cocina, también se cose

Ipnot imita alimentos hasta en tres dimensiones con tan sólo hijo y aguja, de todos los colores, y de todos los tamaños que sean necesarios.

La comida no sólo se cocina, también se cose

Más de 500 colores dan vida a las creaciones del artista que ha ido elaborando hasta el momento.

La comida no sólo se cocina, también se cose

Desde alimentos dulces hasta alimentos salados es el repertorio que baraja Ipnot; también comidas procedentes de todos los puntos del planeta: china, japonesa, italiana, francesa, árabe e inglesa.

La comida no sólo se cocina, también se cose

Creaciones en miniatura, muchas de ellas, que abren el apetito y deleitan la vista.

La comida no sólo se cocina, también se cose

Podemos seguir todas las creaciones del artista en su web, la cual viene acompañada de una inacabable galería de imágenes para deleite de todos.