La calabaza también puede estar en el postre

¡Calabaza! Rápido, ¿en qué piensas? Seguro que en una crema calentita que te arregla el mal estómago que tienes hoy con tanto cambio de temperatura, pero si tu respuesta va por esos derroteros, cambia de dirección y empieza a pensar en la calabaza, por cierto, producto de temporada otoñal, como el ingrediente perfecto de tus postres.

No todo son cremas y purés para este alimento, también podemos incluirlo en una variedad de platos de postre que nos dejen un sabor diferente en el paladar al que estamos acostumbrados y las ganas de volver a probarlos.

¿Qué platos dulces se te ocurren con la calabaza? A nosotros estos seis.

Flan de calabaza. Estamos acostumbrados a consumirlo de huevo, vainilla y, como mucho, de caramelo, pero nuestra oportunidad de sorprendernos y sorprender a los demás está en la calabaza.

La calabaza también puede estar en el postre

Bizcocho de calabaza con azúcar glas.

La calabaza también puede estar en el postre

Muffins de calabaza. Aquí si hemos visto y probado variedades de todo tipo, tanto dulces como saladas. Sólo tenemos que sustituir el limón y la naranja por calabaza y quemar azúcar en la cobertura.

La calabaza también puede estar en el postre

Tarta de calabaza con flambeado de azúcar. El proceso de elaboración es similar al de la tarta de queso; de hecho, contaremos con una base de queso para añadir una cobertura de calabaza y flambear el resultado.

La calabaza también puede estar en el postre

Mermelada de calabaza. Algunas personas terminan el postre con unas lascas de queso, y esas personas les animamos a que lo rematen con un pellizco de mermelada de calabaza para experimentar un contraste de sabores dulces y amargos.

La calabaza también puede estar en el postre

Caracolas de calabaza y pasas. Es un postre atípico pero no siempre el cuerpo nos pide lo mismo: nos valemos de hojaldre y pasas para dar forma a esta caracola.