Muchas veces la textura y el sabor de algunos alimentos o platos no nos parecen suficientes a la hora de hacer disfrutar a nuestro paladar y decidimos acompañarlos con distintas salsas. Hay muchas y muy conocidas como la mayonesa, el alioli, la salsa de yogur, la salsa barbocoa y otras menos conocidas como las de curry y mango o de conejo y piñones. Pero, sin ninguna duda, la salsa de acompañamiento por excelencia, y por todos conocida, es el kétchup. La archiconocida salsa a base de tomate es un manjar para algunos y un producto prohibido que jamás se atreverían a probar para otros. Como una excusa más para comerlo día sí y día también, proponemos cinco alimentos que casan fenomenal con kétchup para que puedas incluirlo en tu dieta sin sentirte (del todo) culpable. Eso sí, te recomendamos ingerirlo con precaución – no queremos calorías extra y vacías.

Hamburguesa

Si bien es cierto que muchas veces lo ideal en una buena hamburguesa de vacuno o de cerdo es cocinarla y servirla en su propia salsa – la que se crea después de cocinarla – a mucha gente esto no le parece suficiente. Hay quién prefiere embarrarla con kétchup y de otro tipo de sabor en su hamburguesa porque a la perfección y son ideales el uno para el otro.

Patatas fritas

Todos lo sabemos, comer patatas fritas sin salsa es casi un delito. Ultimamente vemos infinidad de salsas que también casan perfectamente con las patatas fritas y aportan sabores y texturas diferentes. Sin embargo nuestro amigo el kétchup estaba ahí antes. Todos de pequeños – y no tan pequeños – hemos preferido untar nuestras patatas en esta salsa hasta casi comer kétchup con patatas fritas en vez de viceversa.

Perrito caliente

¡Cómo olvidarnos de este objeto de deseo del kétchup! Que se lo digan a un neoyorkino, seguramente no conciba comer un perrito caliente sin acompañarlo con una buena dosis de kétchup – cuanto más mejor, no importa si algo cae al suelo. Aunque ni se lo menciones a un ciudadano de Chicago porque kétchup en su hot dog es considerado un auténtico y completo sacrilegio.

Nuggets de pollo

También son otro de los alimentos preferidos para disfrutar esta salsa creada a base de tomate. Aunque ya de por sí puedan parecer suficientemente crujientes y sabrosos, nada mejor que sumerjirlo en una buena dosis de nuestra salsa predilecta.

Pechuga de pollo a la plancha

Sobre todo si queda muy seca después de cocinarla – si eres de aquellos a los que le gusta muy hecha – quizás debas acompañarla con algo que potencie su sabor.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12