Hay una cosa que Jessica Biel no borda: el control en la cocina. Puede que domine sus interpretaciones, que siempre dé con el tinte y corte adecuados para su pelo y que tenga un marido cantante, modelo y actor. Puede que Jessica Biel borde la perfección en muchas de las facetas de su vida, pero no en la concerniente a la cocina. Son muchos los errores, descubiertos por ella misma en una entrevista a Delish, que comete entre fogones. Hoy sabemos el más impactante (para ella).

La actriz también es humana, mete la pata en los tiempos de cocción de las comidas y ha tenido que soportar ese intenso olor a quemado proveniente del horno, pero hay un desastre culinario que Jessica Biel nunca olvida: hornear pan en el plato equivocado y tener como resultado un incomible pan con virutas de vidrio. Por culpa, eso sí, de la explosión del recipiente.

Como desastre, desde luego, es colosal. Eso no lo podemos negar. Pero lo curioso de este malogrado acontecimiento es el talón de Aquiles con el que ha dado la actriz: fracasar en su elaboración preferida, la de panes y repostería, justo cuando da rienda suelta a Au Fudge, el restaurante de comida de temporada, con una especial atención a las opciones dulces, en Los Ángeles, como ya informamos en TAPAS  hace poco más de un mes.

Sincera, risueña y humilde es la imagen que ha recogido Delish  en la entrevista más confesora de Jessica Biel. Desde hoy nos gusta así, más humana y con el horno echando humo.