Mientras en nuestra cabeza suena la versión remasterizada de Liquid Spirit de Gregory Porter con Claptone en Donosti los pintxos se encuentran a buen recaudo y la cerveza Heineken que pone nombre a este 50 aniversario de Jazzaldia se conserva fresquita nosotros planeamos escapada con algunos imprescindibles imperdibles para tomar San Sebastián como nuestra. ¿Dónde nos iríamos con cada uno de los artistas del Jazzaldia? ¿Cuál es nuestra guía indispensable de San Sebastián?

Jazzaldia: Heineken bien fresquita y otros imperdibles


Con The Crookers nos iríamos a la terraza del restaurante Branka. Elegante y con buenas vistas. No nos perdamos el pescado ni comer bien en el restaurante. Nada de barra. (Paseo Eduardo Chillida, 13).

Jazzaldia: Heineken bien fresquita y otros imperdibles


Gregory Porter no se puede perder las descomunales y sabrosas raciones de La Berbardina, una vinoteca en la que todos los pintxos son más que especiales. Pintxo de patatas bravas, merluza, cagrenburger… (Calle Vitoria-Gasteiz, 6).

Jazzaldia: Heineken bien fresquita y otros imperdibles


Jimmy Cliff puede ser más de bares. Por eso no tiene que irse a casa sin conocer la carne de Bar Nestor (Calle Pescadería, 11) ni la simpática barra del Bar Antonio (Bergara Kalea, 3). Le va a encantar. \\\\n

Jazzaldia: Heineken bien fresquita y otros imperdibles


A Jamie Cullum le va a encantar irse de pintxos por la parte vieja recorriendo sitios como Goiz Argi, Txepeta o Zeruko.

Jazzaldia: Heineken bien fresquita y otros imperdibles


Con Zaz nos tomaríamos la primera copa en el bar Atari.

Jazzaldia: Heineken bien fresquita y otros imperdibles


Y, sin ninguna duda, con los chicos de Kakkmadafakka nos vamos de fiesta a las míticas Dabadaba y Bataplan. La primera más moderna y lejana, la segunda más al uso.