Aterrizó hace año y medio desde el este de Asia en nuestro país como una forma divertida de comer lo que hasta la fecha conocíamos como cocina oriental, es decir, sushi. Pero muy pronto se convirtió en tendencia gastronómica así como receta estrella de locales creados por y para satisfacer a los más foodies con este “cocido a la japonesa”.

Hoy, y después de haber conquistado nuestros estómagos y ser una excusa perfecta- al menos para nosotros- a la hora de visitar el país, Japón abre las puertas de un templo dedicado al ramen en el sur de Tokio.


Se trata de Shin-Yokohama Ramen Museum y reúne todo lo necesario para los amantes de esta sopa creada a base de caldo, fideos, carne, huevo y verduras.

Con una de las atracciones más instagrameadas, el parque te da la bienvenida con un gigantesco bol de fideos agarrados por unos palillos que suben y bajan sin parar. A medida que vas entrando en el espacio, van apareciendo tiendecitas con tazones, platos, fideos y demás ingredientes y elementos para que uno pueda prepararse su receta en casa.

A lo largo de las paredes del museo puedes encontrar la historia de este plato típico así como la de los locales que la elaboran. Pero lo más interesante y apetitoso es probarlos allí dentro. Y es que el museo, además de atracciones y tiendas dispone de nueve restaurantes que ofrecen versiones distintas del ramen para que vuelvas después de tus vacaciones cual experto en este imprescindible de la cocina japonesa.