Estrella Damm es una de nuestras marcas cervezeras desde siempre, pero más aún desde que en el verano de 2009 hiciese una de las mejores campañas de marketing y publicidad de la historia. Con la ayuda de Billie the visión & the dancers y su muy coreado y vitoreado Summercat, nos hicieron imaginar y fantasear sobre un verano perfecto (y lo han hecho todos los años desde entonces).

Como vemos, Estrella Damm no solo apuesta por productos de calidad – como Inedit Damm, elaborada por Ferrán Adrià y su equipo de sommeliers de el Bulli y los maestros cerveceros Damm – sino también por campañas de marketing, publicidad y diseño muy reconocidas.

Hablando del diseño y tras el éxito que se alcanzó con Inedit Damm en su formato de 75 cl, Salvatore Aducci vuelve a ser el encargado de llevar a cabo el diseño y el packaging del nuevo formato de Inedit Damm.

Al igual que la publicidad o el marketing, el packaging ha ido tomando más y más importancia a lo largo de los años, ya que es la imagen de presentación del producto y lo primero que el potencial cliente observa antes de comprar. El consumidor busca percepciones, sentirse identificado y un producto con una imagen determinada.

«Tras un producto existe toda una gama de valores, sensaciones, gratificaciones y recompensas que el consumidor desea percibir» nos dice el Director de Arte nacido en Italia en 1947 y con más de 30 años de experiencia en packaging. «El producto debe proyectar una imagen, por ello cada consumidor busca uno acorde con su estatus. Una dificultad añadida en el diseño del packaging es que por lo general, el espacio que permite el producto en el punto de venta para expresar su personalidad es muy limitado. En un envase es primordial la primera percepción. A través de un rápido contacto visual la imagen del producto debe expresar el 70% de su personalidad: caro o barato, asequible o inasequible, honesto o deshonesto o joven o viejo. De este modo el packaging se convierte en el primer contacto que tiene el consumidor con el producto, sin intermediarios» explica Salvatore Adduci.

En cuanto al formato de packaging de esta nueva edición de Inedit Damm, se trata de un envase de inspiración retro, que se asemeja a las botellas de champagne y los vinos borgoñas. Una botella de formas suaves y sinuosas pero con su propio carácter. Aunque sin dejar de lado los elementos tradicionales como el etiquetaje del collarín rojo – donde aparece la marca – y los textos referentes a la cerveza. Así mismo, en la etiqueta apaerece el símbolo de la marca sobre fondo negro. Un diseño elegante en el que Aducci refleja que se trata de un producto único y especial – con un sabor inédito – y no de una simple cerveza.

El nuevo formato de 33 cl se venderá en más de 43 países y vendrá en un pack de 6. Este diseño también rinde homenaje al chef Ferran Adrià con una imagen en blanco y negro rescatada del ejemplar de The New York Times Magazine de 2003.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12