Desde hace más de seis décadas, el gigante sueco especializado en mobiliario y objetos de decoración para el hogar ha logrado convertir la ardua tarea de montar un mueble en algo divertido y fácil de entender. Sus guías, diseñadas y pensadas para que resuelva cualquier persona con extra de torpeza, han abierto el cielo a más de uno gracias a su sencillez. Por eso no encanta. Sin embargo, Ikea no deja de crear, imaginar y facilitar la vida al usuario, por ello se ha lanzado nada más u nada menos que al mundo de las recetas de cocina y las cooking series a través de ‘Cooking this page’, un set de recetas ilustradas para cocinillas y no tan cocinillas.

De la mano de la empresa de la agencia de publicidad Leo Burnett, con sede en Toronto, Ikea Canadá da rienda suelta a su imaginación culinaria a través de varias recetas explicadas en una única hoja de papel apta para cocinar y en la que aparecen los ingredientes necesarios dibujados.

Las guías interactivas indican la cantidad que uno debe utilizar de cada alimento y el lugar en el que se deben colocar. Pero lo mejor es que el papel está elaborado a base de tinta apta para el consumo y se puede cocinar en él. Lo único que el consumidor debe hacer es colocar cada uno en su sitio, enrollar el papel, meterlo en el horno y esperar a que la receta esté lista.

Platos como el salmón con aceite y limón o los raviolis con albóndigas son algunas de las ideas que este funcional libro de cocina propone. A la espera de que empiecen a comercializarse, aquí os dejamos el vídeo promocional para que compruebes por ti mismo la facilidad con la que ahora podrás cocinar.