La mejor parte de cualquier visita a Ikea es llegar a las cajas y encontrarte que tras ellas está el puesto de perritos calientes, o ¿no?. Las albóndigas suecas, las tortitas y las tartas también son un plus pero, por goleada, ganan los “hot dogs”. Ahora, treinta y siete años después de debutar con su perrito caliente, la tienda sueca acaba de lanzar su opción vegetariana. En realidad estos perritos fueron introducidos en las tiendas de Suecia hace un año pero cuando el 95% de las personas que los probaron dieron el visto bueno, decidieron introducirlos en el resto de sus tiendas.

Los ingredientes de estos perritos cuentan con una mezcla de col rizada, lentejas rojas, zanahoria y jengibre y se cubre de col roja en escabeche, cebolla frita crujiente y mostaza de Dijón. Además, estos perritos dejan una huella de carbono baja, de 1,02 kilos a diferencia de los de carne que es de 6,38 kilos.