Según una investigación realizada por la Universidad de Murcia, los alimentos derivados de las hojas de olivo y las frutas cítricas tienen tales efectos cognitivos en las personas que pueden considerarse alimentos inteligentes.

El Grupo de Neurociencia Clínica y Experimental de la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia, dentro de la Investigación industrial y desarrollo experimental de alimentos inteligentes o smartfood, ha determinado en un estudio que los alimentos derivados de estos dos productos tienen ingredientes naturales muy beneficiosos para la salud de las personas y son altamente capaces de frenar los efectos de la vejez en las personas.

Una conclusión que permite saber más sobre el bienestar cognitivo de las personas de edad avanzada y sobre su preservación. Algo que inquieta en esta sociedad actual ya que las sociedades más industrializadas cuenta con mayor tasa de envejecimiento, llegando al punto de no saber cómo gestionar el deterioro cognitivo que estas personas sufren al entrar en determinadas edades (avanzadas) y viéndose obligados a buscar la manera de proporcionar, a dichas personas, una mejor calidad de vida.

Bajo esta preocupación es así como nace el interés por estos dos alimentos, las hojas de olivo y los cítricos, los cuales son los dos alimentos más adecuados para el combate cognitivo. Se ha demostrado con esta investigación que el consumo diario de estos productos contribuye a la mejora de este sistema cognitivo, algo que permite dar a los mayores mejor vida. Tanto por el contenido en vitaminas como por sus minerales y nutrientes, los dos son los remedios más efectivos.

De manera que el siguiente objetivo de esta investigación es la elaboración de cápsulas que contengas estos dos ingredientes.