Siempre estuvo interesado por la fotografía aunque nunca la estudió seriamente. Se dedicó al mundo de la moda como modelo y pasó cuatro años frente a la cámara hasta que un día decidió pasarse al lado contrario y capturar un arte donde otorga a la comida una papel fundamental. Muchos de sus trabajos son colaboraciones ya que según explica, “es genial tener a alguien con quien poder desafiar tus ideas y complementar tus habilidades”. Sin embargo, también ha llevado a cabo proyectos como el que veréis a continuación. Se titula No Seconds y en él, el fotógrafo, se interesa por la pena de muerte en Estados Unidos y las últimas cenas de los condenados.

Henry Hargreaves, el fotógrafo que representó la última comida de algunos condenados a muerte

Ted Bundy, 43 años, Florida, violación, necrofilia, evasión y más de 35 acusaciones de asesinato.

Rechazó una comida especial así que recibió la tradicional última comida compuesta por un filete, huevos, croquetas de patatas, tostadas con mantequilla y mermelada, leche y zumo.

«En mi país, Nueva Zelanda y en todos los demás países desarrollados del mundo, el tema de la pena de muerte ni siquiera se trata ya. El civismo hipócrita que dice ‘oye, pronto te vamos a matar pero, ¿qué quieres comer?’ es simplemente perturbador”, cuenta Henry en su web.

A través de un denominador común, los alimentos, Hargreaves se identifica con los condenados representando visualmente sus gustos.

Henry Hargreaves, el fotógrafo que representó la última comida de algunos condenados a muerte

Allen Lee ‘tiny’ Davis, 54 años, Florida, violación y 3 acusaciones de asesinato. Silla eléctrica.

Cola de langosta, patatas fritas, gambas fritas, almejas fritas, ½ rebanada de pan de ajo, Cerveza de raíz.

Henry Hargreaves, el fotógrafo que representó la última comida de algunos condenados a muerte

John Wayne Gacy, 52 años, Illinois, violación y 33 acusaciones de asesinato. Inyección letal.

12 gambas fritas, un cubo de la original receta de KFC. Patatas fritas y un montoncito de fresas. Antes de ser condenado Gacy había dirigido 3 locales de KFC

Henry Hargreaves, el fotógrafo que representó la última comida de algunos condenados a muerte

Victor Feguer, 28 años, Iowa, Secuestro y asesinato. Inyección letal.

Una aceituna con hueso.

Henry Hargreaves, el fotógrafo que representó la última comida de algunos condenados a muerte

Stephen Anderson, 49 años, California, robo a mano armada, agresión, evasión y 7 acusaciones de asesinato. Inyección letal. 

2 sándwiches de queso a la plancha, requesón, maíz molido, tarta de melocotón, helado de chocolate chip y un rabanito.

Henry Hargreaves, el fotógrafo que representó la última comida de algunos condenados a muerte

Timothy McVeigh, 33 años, Indiana. 168 acusaciones de asesinato. Inyección letal. 

Helado de menta y chocolate.

Henry Hargreaves, el fotógrafo que representó la última comida de algunos condenados a muerte

Ricky Ray Rector, 42 años, Arkansas, 2 acusaciones de asesinato. Inyección letal. 

Filete, pollo frito, refresco de cereza Kool-Aid, tarta de nueces pecanas.

Henry Hargreaves, el fotógrafo que representó la última comida de algunos condenados a muerte

Angel Nieves Diaz, 55 años, Florida, asesinato, secuestro y robo a mano armada. Inyección letal. 

Rechazó la comida. Se le sirvió el menú diario pero también lo rechazó.

Henry Hargreaves, el fotógrafo que representó la última comida de algunos condenados a muerte

Ronnie Lee Gardner, 49 años, Utah, robo, violación y dos acusaciones de asesinato. Pelotón de fusilamiento. 

Colas de langosta, filete, pastel de manzana y helado de vainilla. También pidió comer mientras veía la trilogía de El Señor de los Anillos.

Henry Hargreaves, el fotógrafo que representó la última comida de algunos condenados a muerte

Teresa Lewis, 41 años, Virginia, asesinato, conspiración y robo. Inyección letal.

Pollo frito, guisantes con mantequilla tarta de manzana y una Dr. Pepper.

Henry Hargreaves, el fotógrafo que representó la última comida de algunos condenados a muerte

Ferdinando Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, 36 et 39 años, Massachusetts, 2 acusaciones de asesinato. Silla eléctrica. 

Sopa, carne, tostadas y té.