que te va a impresionar: hemos quedado para tomar el té con una artista que prepara esta bebida con flores. ¿Te apuntas? Nosotros ya vamos por la segunda taza. 

 

Hay gente que se obsesiona con cosas tan dispares como el té y las flores, así que lo mejor que se le ha ocurrido a Marina Malinovaya, la artista en cuestión, ha sido fusionar ambos gustos en uno solo.

 

Si quieres saber más sobre las creaciones de Marina te invitamos a que sigas leyendo (y observando) esta galería de imágenes que hemos preparado para ti. 

¡Ha llegado la hora del té (floral)

Marina Malinovaya es diseñadora de joyas, pero a ratos cambia su profesión por su verdadera vocación, crear bodegones con tazas de té y flores, el complemento que mejor marida con esta bebida, según la artista.

¡Ha llegado la hora del té (floral)

La porcelana fina que elige para sus composiciones conjuga siempre a la perfección con las flores que elige para acompañar al té.

¡Ha llegado la hora del té (floral)

Desde pétalos de flores secos de todos los colores hasta hojas verdes de diferentes plantas es el repertorio de la artista para dar vida a estas composiciones.

¡Ha llegado la hora del té (floral)

Marina Malinovaya juega mucho con los colores de las estaciones para acercarse lo máximo posible a la realidad. Rojos y rosas para la primavera, verdes para el verano, marrones para el otoño y amarillos para el invierno.

¡Ha llegado la hora del té (floral)

También puedes echar un vistazo a su cuenta de Instagram, @marinamalinovaya, para que sigas deleitándote más con estas creaciones.