La cadena de pizzerías española Grosso Napoletano, fundada a finales de 2016 por Hugo Rodríguez de Prada y Jorge Blas, está inmersa en la búsqueda de un socio estratégico con el que impulsar su salto internacional. Este reto les ha llevado a valorar diferentes inversores, entre los que se encuentran Arcano, GED Capital -propietario del grupo de restauración Comess Group-, Abac Capital -dueño de Avanza Food- o BlueGem Capital Partners -propietario de Lateral-. La ambiciosa operación estaría valorada en unos 100 millones de euros.

El grupo, que ha acelerado su crecimiento este año, duplicando su red de locales, prevé cerrar 2022 con 24 millones de euros de facturación y un ebitda cercano a los 3 millones. En su plan estratégico de 2019 apostaron por potenciar la presencia en la Península Ibérica, con el objetivo de llegar a los 50 restaurantes a finales 2023 (ahora cuentan con 25), desafío que mantienen con la mirada puesta en el salto a nuevos mercados y que les ha convertido en la atracción de los fondos de capital privado.

Previsión de futuro

Así, entre las previsiones de Grosso Napoletano para este 2022 se encuentra cerrar diciembre con 27 locales en España, sumando las aperturas de un nuevo restaurante en Vitoria (Álava) y una dark-kitchen en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Con una facturación de 13,5 millones de euros en 2021, también se plantean alcanzar los 42 millones de euros de ventas en 2023 y un ebitda de 9 millones.

Además, su intención es dar el salto internacional en 2024 y, para finales de 2025, la idea es llegar a los 100 restaurantes dentro y fuera de España. Hasta ahora, la cadena ha financiado sus planes de crecimiento mediante recursos propios, pero es probable que su socio estratégico entre en juego muy pronto. ¿Quién será el elegido?

Deja un comentario

Cancelar la respuesta