Cristina Manjón, de Fuel Fandango, el pasado jueves en el concierto celebrado en Madrid por Aperol Spritz.

Tarde de música, buen tiempo y acompañada de gastronomía. Eso fue lo que vivieron el jueves los más de 200 asistentes y otras 250 personas en streaming durante el concierto de Fuel Fandango celebrado por Aperol Spritz, la emblemática marca de aperitivo, en el Florida Retiro.

El dúo de electro funk de moda presentó ante el público La vida que me das, una canción compuesta como una oda a Madrid e inspirada por los fans de Aperol Spritz, a los que preguntó en las redes sociales que significaba para ellos la capital.

El concierto, que contó con las medidas de protección contra el coronavirus, estuvo acompañado por la música del DJ Álvaro Naive. Los asistentes disfrutaron, además, de un bocata de calamares reinventado con pan con tinta de calamar, mayonesa cítrica y ralladura de lima, acompañado del licor italiano.

Los primeros en llegar al Florida Retiro, sobre las 18 horas, disfrutaron del afterwork con una copa de Aperol Spritz con mucho hielo, combinado de cava o vino espumoso y un golpe de soda y una rodaja de naranja, además del bocata de calamares.

El concierto de Fuel Fandango comenzó a las 19 horas. Durante una hora, sin interrupciones, tocaron muchos de sus éxitos. El dúo reinventó su espectáculo con un show electrónico con mucho baile, pero con sólo ellos dos sobre el escenario debido a la situación de la pandemia. Después, sobre las 22 horas, fue el turno de Álvaro Naive. Entre el público se pudo ver a personalidades como Lola Índigo o Sheila Casas, además de a las 250 personas que lo vieron en streaming.

La tarde puso el broche final a la campaña de Aperol Spritz centrada en lo neocastizo, una actitud, explican, que consiste en exprimir la capital disfrutando de sus calles, sus bares y sus planes y donde el Aperol Spritz supone «bebida perfecta para el aperitivo madrileño» y el estilo de vida de sus vecinos.

Deja un comentario