Cuando viajamos nos damos cuenta de las diferencias gastronómicas que hay entre países. Y ya no solo en la elaboración de platos si no en los productos que nacen de la tierra, como es la fruta. La climatología, el suelo, entre otras muchas cosas, influyen para que en un lugar crezca unos alimentos y no otros. Hay quienes se guardan las semillas de los frutos y las plantan en su propio huerto, pero no crecen con la mismas propiedades ni con los mismos sabores. Por eso, es mejor viajar al lugar de origen y probarlas. Te presentamos algunas de las que más nos gustan.

– Kumquat: Se le llama naranja enana o naranja china y a diferencia de la normal, la cáscara también se come y que además está dulce. La pulpa es ácida e incluso un poco picante. Es una fruta con mucho contenido en vitamina C y minerales tan importantes como el potasio y el magnesio. Con propiedades antioxidantes y gran cantidad de fibra. Su origen está en el este de Asia y se cultiva principalmente en Japón y China.

– Rambutan: Se le conoce también como Litchi peludo. Es casi todo agua y es muy rica en hidratos de carbono. Destaca su contenido de vitamina C y muy buena en fibra que ayuda a mejorar el tránsito intestinal. Originario de Malasia, actualmente se cultiva en algunas zonas de la India, Costa Rica, Tailandia, Ecuador…

– Pitahaya: Hay dos tipos, una roja y otra amarilla. Ambas se utilizan para la elaboración de yogures, mermeladas y también para hacer cócteles. Es una fruta muy dulce y casi todo es agua, con muy bajo valor calórico, a penas contiene hidratos de carbono. La roja tiene mucha vitamina C y ayuda a la formación de los huesos y los dientes y tiene acción antioxidante. Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y degenerativas. Su origen es mexicano aunque son muy populares en el mundo oriental, Australia e Israel.

– Torombolo: Se le conoce también como tamarindo, carambola, fruta estrella… Tiene un sabor ácido pero si se le añade a su jugo agua y azúcar se elabora un cóctel muy rico, común en países tropicales. Esta fruta también tiene un alto contenido en vitamina C. La pulpa es rica en calcio y fibra. Y destaca por su contenido en potasio. Es originario de Indonesia y Malasia pero también se cultiva en Brasil, Colombia, Bolivia…