El fraude en el pescado crea un enigma frustrante dentro del mundo de la alimentación.
Desafortunadamente, los estudios están demostrando que cada vez con más frecuencia el
etiquetado incorrecto es intencionado. Así los científicos se han lanzado a ayudar a la sociedad creando un dispositivo que acaba de ser reconocido en los premios InnovEIT.

Se llama TelSpec, y es lo suficientemente pequeño para caber en un bolsillo, aunque no es muy barato. Este aparatito está dirigido a los proveedores y consumidores que se quieran detectar el exceso de agua en un alimento, el estado de descomposición y los antibióticos que lleva, además de sus nutrientes, ayudando a discernir entre los peces de piscifactoría y los que vienen directamente de las lonjas.