Cada vez que un fotógrafo llama tú atención sientes la necesidad de tener alguna de sus obras colgando de tu pared. Pero cada vez que ves una foto de un plato delicioso y riquísimo, simplemente sientes la necesidad de comertelo, poner tus manos encima de la comida e intentar imaginarte algún plato similar al que puedas hincarle el diente. Esto es lo que pasa cuando descubrimos las fotos de Erick Medscker en Instagram. Haciendo scrolling a través de su timeline nos asaltan las ganas de conocerlo en persona porque tenemos muchísimas ganas de saber qué le ha llevado a tomar fotos de tan deliciosos cócteles, perfectos filetes, ostras y desayunos. Además, hemos visto que él ha sido el encargado de la foto de la última portada del libro Lucky Peach (la biblia de la comida para los verdaderos foodies), así que decidimos ponernos en contacto con él y que nos explicase qué hace falta para formar parte de esta increíble y maravillosa profesión.

¿Cómo llegaste a convertirte en un fotógrafo basado en alcohol y demás bebidas?

Llamémosle “investigación” de un ambiente sano desde una edad temprana para buscar los placeres de la vida, básicamente, los placeres hedonistas adultos. Además, el segundo mayor empuje por el que decidí enfocar my trabajo en la comida y las bebidas, vino de los increíbles y talentosos Bruce Weinstein y Mark Scarborough, que me pidieron traducir lo que estaba haciendo con un proyecto llamado Trades to food. Me ayudaron a darme cuenta de que lo que ya debería haber sabido, haz fotos de lo que realmente sabes.

¿Qué se necesita tener en cuenta cuando se fotografían bebidas?

Para ser sincero las huellas dactilares. Me gusta que mis fotografías tengan mucha luz, nunca confío plenamente en la luz del sol para más que la luz de relleno, de tal manera que las manchas no puedan salir tan fácilmente. Las huellas dactilares pegajosas son comunes y casi siempre un impedimento. La opacidad del líquido también es importante, puede empeorar o mejorar el movimiento de la luz a través del cóctel o del cristal.

Ahora que hablamos de bebidas, ¿cuál es tu cóctel favorito? ¿Y tu barman favorito?

Mi cóctel favorito era el Cool Kids en el Uncle Boons en Spring Street. Es la perfecta combinación entre mezcal, vino de Jerez y lima kafir. Mis intentos fallidos de adivinar la receta en casa me han llevado a sentarme, en muchas ocasiones, en su bar y maridarlo con un par de orejas de cerdo crujientes. Recientemente lo han quitado de su menú de bebidas, pero si vas unas cuantas veces y con el barman adecuado, aún te lo sirven. Colaborar con Joaquin Simo en Pouring Ribbons siempre es extremadamente divertido y Kevin Denton que estaba antes en el WD50/Alder también es una gran personalidad en Nueva York.

Has fotografiado varias campañas de Budweiser, ¿cómo fue la experiencia?

Increíble, fueron trabajos muy divertidos. Alquilamos lugares magníficos como boleras en Brooklyn o antiguas tiendas de guitarras, contratamos a una docena de cómicos y músicos, bebimos cerveza e hicimos un montón de fotografías. El tema era que todos estuviesen relajados y tranquilos en sus papeles como actores, así que hacíamos bromas, tocábamos algo de música, corríamos por los lugares y hacíamos fotos. Hicieron de mi trabajo una tarea fácil.

Acabas de publicar una foto para la nueva portada del Lucky Peach. ¿Podrías contarnos algo más acerca de esta foto?

Siempre es un reto hacer fotos para Lucky Peach porque nunca estás muy seguro de lo que el equipo realmente quiere hasta que entras por la puerta. Es como un caos controlado, son geniales cultivando la espontaneidad con los temas que eligen y creo que nuestras colaboraciones siempre conviven en ese mismo espacio. Va a ser increíble ver su Next Best Restaurant Ruth Krishna nacer en Septiembre. Tengo muchísimas ganas.

¿Qué tienen los licores que tanto te atraen y te seducen para que las fotografíes?

Me encanta como la luz pasa a través de diversos matices, tonos y colores de estos licores. Hay casi un espectro de colores ilimitado con el que jugar y descubrir – ya que hay tantas combinaciones y cócteles diferentes. Es como si fotografiase joyas y cristales preciosos comestibles. A parte de toda esta rama artística, puedes hacer fotos de temas que se basan en el placer, la comunidad, la historia y el ocio. El alcohol es divertido.

¿Alguna bebida española que te guste?

El Jerez está teniendo su momento de fama en este momento y parece que la gente está descubriendo este amado y renombrando vino. Como muchas de estas personas yo no conozco mucho aún de él pero me he estado divirtiendo mientras “descubría” más de él. Es increíblemente versátil, puedes beberlo solo o mezclarlo para conseguir increíbles cocteles, o usarlo para cocinar almejas. Amontillado, Fino, Manzanilla y otros también están apareciendo en la lista de cócteles y vinos alrededor de toda la ciudad, ¡es fantástico!

**Eric Medsker es un fotógrafo afincado en la ciudad de Nueva York que trabaja en varios comerciales, publicaciones y proyectos personales basados en la comida y las bebidas. Entre sus proyectos se encuentran publicaciones como el libro de cocina del restaurante del aclamado chef Wylie Dufresne WD50 que se publicará por Ecco en la primavera de 2016 t el libro de cocina llamado Vegetarian Dinner Parties que fue nominado al premio James Beard Award en 2015. Entre sus clientes se encuentran Budweiser, San Pellegrino, Panera, Rodale, St. Martin’s Press, Lucky Peach, Edible, Imbibe Magazine y muchos más**

(Translated by Samuel García)