Ubicado en la calle Tuset, cuya leyenda se remonta a los años 70 con el mítico Bocaccio, punto de encuentro de la gauche divine barcelonesa, Ajoblanco continúa siendo el epicentro de la mejor oferta de ocio de calidad y a poca distancia de las mejores salas de fiesta y clubs de Barcelona.

Su cuidada cocina de gran producto y su excelente oferta de combinados premium y cócteles para después de cenar cumplen ahora 5 años en lo más alto gracias a su fuerte personalidad y su esmerada gastronomía.

La personalidad de su decoración, combinada con el savoir faire de su equipo sitúa a Ajoblanco como lugar de referencia dentro de la oferta lúdica y gastronómica de la zona alta de Barcelona. Un espacio en cuya concepción se ha cuidado cada detalle, y que ofrece una experiencia culinaria basada en la tradición de la cocina elaborada con el mejor producto fresco.

En cuanto a su carta , que se elabora en función de la disponibilidad de productos frescos de la máxima calidad, incluye una selección de tapas clásicas como sus calamares de playa, sus croquetas de jamón o gorgonzola, su celebrado pulpo a feira o la ensaladilla con ventresca. También entrantes muy demandados como el ceviche de corvina, el carpaccio de ternera, el wok de verduras y gambas estilo thai o el canelón de salmón y gambas. Pero la que no deja indifrente a nadie es su amplia oferta de arroces , una de sus grandes especialidades : paella de pescado y maraisco con arroz de pals, el arroz del señorito (peladito), el risotto de chipirón con arroz venere, etc.. También se han ganado muchos fans sus deliciosos pescados y carnes, como el rodaballo a la Donositaira, el tartar con guacamole, el pulpo a la parrilla, el chuletón de vaca vieja de Girona, el entrecot con salsa Jack Daniels o la tagliata de buey. Y nunca hay que saltarse los postres caseros, donde brillan el pastel de queso, el Eton mess de la Kate, el canollli siciliano o el cremoso de maracuyá, coco y chocolate blanco. Todos los platos se cocinan al momento para preservar su frescura.

Por supuesto, los productos de su carta se merecen una coctelería a la altura. La propuesta de Ajoblanco ofrece coctelería de autor, clásicos bien conocidos como mojitos, caipirinhas, margaritas o daiquirís, además de recomendaciones fuera de carta, haciendo un repaso por la coctelería internacional. También tiene una cuidada propuesta de combinados y una selección de licores y destilados premium .

¿Conoces ya Ajoblanco? Si la respuesta es no. ¿A qué esperas?