Seguro que en más de una ocasión has escuchado eso de que tienes que beber el zumo rápido para que no se le vayan las vitaminas, que los productos congelados pierden propiedades, o el famoso «después de la leche nada eches».

Lo cierto es que, aunque el refranero popular es muy sabio, muchos de estos dichos son falsos mitos. Por eso, la tienda online de salud y belleza Nutritienda nos desvela qué tienen de cierto los algunos de los mitos más extendidos.

Estos son los mitos falsos sobre alimentación más populares

Después de la leche nada eches

La leche, cuando se ingiere, pasa por un proceso de digestión, como el resto de alimentos. En el estómago se encuentra con sustancias mucho más ácidas que cualquier alimento que se pueda tomar, por lo tanto, en el propio proceso de la digestión la leche se corta en el estómago para poder digerirse.

Este lácteo siempre se va a “cortar”, se beba lo que se beba antes o después. Este proceso es natural y no es dañino para la salud, se produce para que pueda digerirse y pueda descomponerse en pequeños nutrientes.

Estos son los mitos falsos sobre alimentación más populares

Beber agua durante la comida engorda

El agua no contiene calorías, por lo que, si se toma antes, durante o después de cualquier comida vamos a ingerir cero calorías. Tampoco es cierto que provoque retención de líquidos, sino todo lo contrario, estimula el funcionamiento de los riñones y contribuye a un buen equilibrio hídrico. De hecho, la ingesta de agua durante las comidas puede reforzar los efectos de una dieta de adelgazamiento ya que si uno bebe agua puede hacer que coma menos porque se llena el estómago y provoca que se sacie antes.

Estos son los mitos falsos sobre alimentación más populares

El zumo pierde las vitaminas

La vitamina C es hidrosoluble, es decir soluble en agua, y no es una de las vitaminas más estables, oxidándose rápidamente por la luz o la temperatura ambiente. En la oxidación es en lo que se basa esa teoría de que “pierde las vitaminas”, pero no es así, la sustancia que se genera con la oxidación de la vitamina C es el ácido dehidroascórbico, un ácido que sigue teniendo las mismas propiedades que la vitamina C, por lo que la oxidación no afecta a sus propiedades.

Estos son los mitos falsos sobre alimentación más populares

Las verduras congeladas pierden sus propiedades

Los vegetales congelados son vegetales frescos, recolectados en temporada y sometidos rápidamente a una bajada considerable de temperatura hasta alcanzar la congelación. Al hacer este proceso se mantienen intactas todas sus propiedades nutricionales, sus vitaminas y minerales.

La ultracongelación es un sistema que permite congelar los alimentos en muy poco tiempo por debajo de los -20º y así mantiene los valores nutricionales y la calidad como los de la huerta.

Estos son los mitos falsos sobre alimentación más populares

Lo huevos provocan colesterol

Durante muchos años se ha asociando la ingesta de huevos al aumento del colesterol. En 1973, la Asociación Americana del Corazón limitó su consumo a tres huevos por semana como máximo.

Hoy en día cada vez hay más respaldo científico a la idea de que el colesterol proveniente del huevo casi no afecta al colesterol sanguíneo.

Su consumo es bueno ya que tiene compuestos como ácidos grasos insaturados, antioxidantes (carotenoides, vit. E, selenio), fosfolípidos (lecitina y esfingomielina), vitaminas del grupo B y folato que pueden contribuir a contrarrestar el posible efecto negativo del consumo de colesterol.

Estos son los mitos falsos sobre alimentación más populares

Si estás falto de hierro, toma lentejas

Las lentejas tienen hierro, eso es una realidad, pero no tanto como se creeni tanto como otras legumbres o alimentos. El hierro de las lentejas es hierro “no hemo” que no se absorbe tan fácilmente como el hierro hemo. Es importante saber que el cuerpo humano aprovecha el 25% del hierro que tienen los alimentos de origen animal y solo el 10% de los de origen vegetal.

Deja un comentario