Madrid ha sido escenario elegido por la cumbre de la OTAN para celebrar su reunión anual y esta semana los líderes han tomado la ciudad, acudiendo a reuniones y compromisos ‘Castellana arriba, Castellana abajo’. Entre tanto diálogo también ha hecho falta reponer fuerzas –uno no toma buenas decisiones con el estómago vacío– y para cumplir con esa parte del guion se ha contado con un escuadrón de cocineros a la altura: Paco Roncero, Pepa Muñoz, Diego Guerrero, José Andrés y Carles Tejedor.

La agenda gastronómica de los líderes que han visitado la capital se ha dividido principalmente en dos eventos: la cena en el Palacio Real el martes 28, a cargo de Paco Roncero y la cena en el Museo del Prado el miércoles 29 conducida por José Andrés, con la ayuda de Pepa Muñoz y Carles Tejedor. Aunque, en realidad, los cuatro han estado al trabajado al unísono en conjunto aportando sus ideas y ayuda a cada menú protagonista.

Paco Roncero desde La Terraza del Casino (Madrid)

El chef Premio Nacional de Gastronomía 2006, llevó sus dos estrellas Michelin hasta el Palacio Real para ofrecer un menú excepcional compuesto por 13 aperitivos, un plato principal y un postre.

También su equipo ayudó a coordinar la cena de José Andrés en el Museo del Prado el miércoles por la noche. Aun así, su patio de juegos es normalmente Paco Roncero en La Terraza del Casino, el restaurante que ocupa desde 1990 la segunda planta del Casino de Madrid, desde donde practica una cocina vanguardista que rinde culto al producto español. Su último proyecto ha sido MOM Culinary Institute by Paco Roncero & Cha  y su restaurante Seeds, hasta comienzo de esta semana, cuando emitía un comunicado explicando su ruptura con la escuela de cocina y el restaurante. También se encuentra al frente de Sublimotion, en Ibiza, el restaurante más caro del mundo.

José Andrés desde Bulbiza (Madrid)

El chef Asturiano condujo la cena que tuvo lugar en el Museo del Prado este jueves por la noche, como aperitivo se encargó de rebautizar la ensaladilla oficialmente, «adiós Ensaladilla Rusa, hola Ensaladilla Kiev». Aunque José Andrés, Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2020, ha construido un imperio (alberga ya una veintena de restaurantes) en Estados Unidos, el país que ha convertido en hogar, cuenta con una serie de locales de los que también es socio en la capital.

Y es que el chef es también cabeza del proyecto Bulbiza, que ocupa parte del madrileño bulevar de la calle Ibiza, con restaurantes como La Cocina de Frente, una respetable casa de comidas capitaneada por el chef de La Taquita Juanjo López o el reputado asador Casa Julián Tolosa.

Pepa Muñoz desde El Qüenco de Pepa

La cocinera al frente de la delegación de la ONG ‘World Central Kitchen’ en Madrid es propietaria de un afamado restaurante en Chamartín que rinde culto al producto y de manera excepcional; por ello se ha convertido en lugar de peregrinaje de muchos rostros conocidos.

Su local fue el elegido por Jill Biden, la primera dama de Estados Unidos, para almorzar el martes 28, con un menú donde no faltaron los tomates de su huerto ni el vino de jerez. Una comida que tampoco se quiso perder el chef José Andrés.

Las verduras son sin duda el plato fuerte del Qüenco de Pepa, pero destaca también por sus sencillos guisos y otros platos donde el producto brilla como el festival de atún que ofrece, la buena fritura que hace y el fabuloso rodaballo que asa.

Diego Guerrero desde DSTAgE, Dspeak, Dspot y Dpickle Room

El cocinero vasco, que también estuvo presente con su Bacalao en salmuera con piparras fermentadas y crujiente de sus pieles y colabora de manera estrecha con World Central Kitchen, hace tiempo que tomó Madrid como ciudad de experimentos. Y qué bien le han salido.

En DStagE, en el Barrio de Las Salesas, luce dos estrellas Michelin por su cocina en constante evolución, con un culto al producto un punto canalla con una creatividad que no cesa. Después vino Dspeak, en el mismo barrio, con un sol Repsol y una carta con platos que revisan los tradicional con el toque del vitoriano y le dan rienda suelta a los fermentados y reserva la planta de abajo para las copas. Dspot es su taller creativo y Dpickle Room su última aventura, para la que ha unido fuerzas con el mixólogo Diego Cabrera completando la carta de cócteles con aperitivos como sus encurtidos y propuestas más contundentes como su sándwich de pastrami.

Carles Tejedor desde el grupo ThinkFoodGroup

El que fue jefe de cocina de Vía Veneto, es desde hace tiempo socio del chef José Andrés en el grupo ThinkFoodGroup (con el que el chef residente en E.E.U.U tiene numerosos proyectos).

El cocinero catalán también cocinó en nombre de José Andrés en el almuerzo ofrecido a Robert de Niro en el hotel Mandarin Oriental Ritz el pasado mes de marzo. En esta ocasión, se unió a José Andrés para ayudar en la coordinación de la cena del Museo del Prado, donde se sirvieron cuatro platos y se bebieron dos vinos.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta