La X edición de la Feria Nacional del Vino, o lo que es lo mismo, la feria vitivinícola más importante de nuestro país, se ha celebrado esta semana en el Pabellón Ferial de Ciudad Real. Y ayer echó el cierre con muy buenas sensaciones: según datos publicados por Europa Press, Fenavin ha generado un volumen de negocio que superará los 64 millones de euros, al tiempo que su organización ha movilizado otros 20 millones de euros en la provincia.

«De media, cada comprador ha realizado operaciones por valor de 15.000 euros y hemos estimado 4.267 compradores, a raíz de 390 encuestas», ha destacado José Manuel Caballero, presidente de este certamen único en España, en la rueda de prensa que ha ofrecido para hacer balance de la feria.

El congreso, que ha vuelto a celebrarse tras dos años de parón obligado (pandemia mediante) y que ha contado con la presencia del Jefe del Estado y del presidente del Gobierno español, reúne a compradores y vendedores nacionales e internacionales persiguiendo dos objetivos: uno, impulsar al máximo las posibilidades de negocio nacional e internacional entre oferta y demanda; y dos, analizar y prestigiar nuevas vías en el mundo del vino.

Conferencias, debates y ponencias entorno al mundo del vino

Todo ello con la valiosa participación de muchas y muchos protagonistas que han querido formar parte del evento a través de conferencias, debates, ponencias y otras muchas actividades. Por ejemplo, Eva Maria Rodrigo Sánchez, directora de la agencia de comunicación gastronómica Vayro, organizó y moderó una charla sobre cómo se podría mejorar el servicio en sala de un restaurante para vivir una experiencia redonda en torno al vino a la hora de comer.

La ponencia en cuestión (“El mundo del vino en la sala de un restaurante, una mirada al futuro”) estuvo protagonizada por Belén García, sumiller del Restaurante Octavio de Ciudad Real, y las fundadoras de la asesoría «In Wine Veritas», Paula Menéndez y la ciudadrealeña Virginia García, sumiller del Restaurante Lu Cocina y Alma, ambas con una amplia trayectoria en restaurantes con Estrella Michelin.

“Todavía no es muy frecuente ver a una mujer sirviendo vino, por ello queremos darle un empuje a través de Fenavin, por ser una de las ferias de vino más importantes del mundo”, señaló Eva María Rodrigo.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta