Hay productos estacionales que marcan la llegada de una nueva temporada. Las castañas dicen que la Navidad ya ha llegado, la horchata que el verano empieza a apretar y las torrijas dicen que la Semana Santa ha llegado por fin. En EE UU el asunto funciona igual pero aquí es una cadena de cafeterías la que marca la llegada del otoño con el pumpkin spice latte de Starbucks, el cuál ha salido hoy a la venta.

El sabor de la popular bebida es bastante similar a la del chai tea porque se elabora con las mismas especias que el pumpkin pie (el postre tradicional de la temporada del Día de Acción de Gracias), extracto de vainilla, un toque de pimienta, y mucha crema. El resultado es una taza de café muy sabrosa y dulce, que no se sale del estereotipo otoñal utilizando a una calabaza como tema principal.

Tomar un pumpkin spice latte es una de las cosas más festivas de esta temporada y aunque la idea de la bebida conecte con un estilo de vida superficial sigue siendo la primera opción de los americanos que lo aprovechan en esos días que empiezan a hacerse más cortos y fríos y que los preparan para las bebidas navideñas que pronto empezarán a tocar a la puerta.