Para los que no perdonan su recién exprimido zumo de naranja junto con el café con leche y la tostada a la hora del desayuno, os proponemos una receta natural, fresca y súper saludable que os sorprenderá por su original sabor. ¿Lo mejor? Ese toque con aceite de oliva virgen extra de la variedad picual. Todo un acierto.

Ingredientes:

50 g de aceite de oliva virgen extra picual

0,5 l zumo de naranja natural

0,5 l nata para montar

10 g de gelatina

1 manojo de menta fresca

100 g de azúcar de caña

Cardamomo rallado

Chocolate para decorar

Modo de preparación:

Hidratar la gelatina en agua fría y fundirla en el microondas. Incorporar poco a poco el zumo de naranja hasta integrarlo. Dejar que coja algo de cuerpo sin llegar a gelificar. Montar la nata con el azúcar y una pizca de cardamomo rallado. Mezclar la nata y la naranja con suavidad. Añadir el aceite de oliva picual y deja reposar en frío una media hora. Rellenar unas copas con la ayuda de una manga pastelera y congelar. Decorar con el chocolate rallado y hojas de menta.