Nadie puede negar la buena relación que une a este Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Barcelona con el mundo del automóvil. Tras varios años como director de ventas de Volkswagen Turismo, Víctor Sarasola (1975) afronta ahora un nuevo reto profesional como Sales and Marketing Manager de Alfa Romeo y Jeep, dos de las marcas más importantes del grupo Fiat Chrysler Automobiles (FCA). Lleva desde comienzos de septiembre en la compañía desarrollando la imagen de ambas marcas de cara a conseguir el posicionamiento más adecuado de estos productos y, cómo no, de los objetivos de crecimiento del grupo.

Y eso que desde su incorporación no ha perdido un minuto en probar los vehículos de ambas gamas. “Tengo que reconocer que estoy disfrutando como nunca, pero no me preguntes con cuál me quedaría porque sería como preguntar a cuál de tus hijos quieres más”, comenta. Dos referentes e iconos con una gran historia pero muy distintas entre sí. Mientras que el conductor de Alfa Romeo busca sensaciones al volante, deportividad y un diseño atractivo sin renunciar al confort, el cliente de Jeep busca aventuras. Eso sí, sin renunciar a su uso urbano y conectado con lo que le rodea, tal y como ocurre con el nuevo Jeep Compass, el último lanzamiento de la marca norteamericana.

Con una cartera muy amplia en el grupo le preguntamos acerca de uno de los favoritos del sector, el eléctrico y explica que “todavía quedan aspectos pendientes de mejora en términos de autonomía, puntos de recarga y precios, por lo que nuestro grupo ofrece soluciones en cuanto a energías alternativas en materia de movilidad como es el GLP, donde ofrecemos una amplia gama de vehículos con nuestras marcas Fiat, Alfa Romeo y Jeep”. ¿Serán éstos los del futuro? “Los vehículos que vendrán se adaptarán a las necesidades de movilidad y conectividad del cliente, serán vehículos altamente tecnológicos.