Desde hace algunos años, el whisky japonés es reconocido como uno de los mejores del mundo, habiendo logrado gran popularidad dentro y fuera de sus fronteras. Por esa razón, la destilería japonesa Suntory, encargada de producir uno de los whiskys japoneses más famosos y renombrados de Asia, acaba de anunciar la suspensión temporal de la venta de su whisky Hakushu de 12 años e Hibiki de 17 años. Pero, ¿por qué?. Por una razón muy simple: se les han acabado.

En los años 80, la venta de ambas marcas disminuyeron a causa de un problema en la producción, lo que ha provocado que a día de hoy ya no quede más stock para hacer frente a una demanda cada vez más alta.

Desde Suntory han declarado: “lamentamos esta interrupción temporal. Los últimos lotes serán vendidos en junio y septiembre”. Ahora tendrán que pasar varios años antes de que el nuevo whisky alcance su buen estado de maduración.