Durante los meses de verano, Ibiza acoge a todo aquel que le apetezca disfrutar de la isla en temporada estival. Sus playas y sus restaurantes se convierten, junto a los ‘beach clubs’, en los tres puntos neurálgicos de la isla. Uno de ellos es Zela, un restaurante escondido en un maravilloso jardín secreto que abre sólo durante la temporada y que debe convertirse en uno de los imprescindibles de tu ruta por la isla pitiusa.

El restaurante Zela, inaugurado en 2017 en pleno barrio de Talamanca y con previsiones de abrir en Londres próximamente, toma el nombre de una subespecie de mariposa que habita en Indochina. La cocina que se hace aquí ha sido nombrada como ‘Meppon’, al fusionar los mejores productos mediterráneos con las tradicionales técnicas de cocina japonesa. 

En su carta destacan los platos japoneses trabajados con las técnicas niponas y con el mejor producto español. Los nigiris de pez mantequilla con trufa blanca, el tartar estrellado de atún, los usuzukuri de toro pa amb tomàquet, los tatakis y las gyozas son algunos de los platos más conocidos de Zela y los que más veneran sus comensales. Pero aquí también hay un apartado dedicado exclusivamente a la japonesa carne de Wagyu y otro, para los más sibaritas, al caviar. Y, sin olvidarse del lugar en el que se encuentra, platos dedicados al archipiélago al que ya pertenecen -como las vieiras con sobrasada ibicenca-. Un recorrido a través del paladar por la cultura nipona y mediterránea en un espacio que enamorará el resto de tus sentidos.