El Nacional, en Barcelona, es mucho más que un restaurante. Es un macroespacio gastronómico formado por cuatro restaurantes y cinco barras temáticas, ubicado en un lugar emblemático del Ensanche barcelonés, en el Paseo de Gracia. El Nacional es un multiespacio único creado a partir de un lugar único. Una publicación en prensa del año 1929 certifica la existencia del edificio que lo alberga como un concesionario de la marca americana de coches Graham. Un lugar cargado de historia que se ha restaurado con el máximo de los cuidados para que todos los visitantes sean partícipes de la historia. Por esta razón, en sus maravillosos baños -no dejéis de ir a verlos, son preciosos- quedan colgadas diversas fotografías de lo que fue el proceso de creación de El Nacional.

Un lugar con cocina ininterrumpida y productos de calidad que se pueden degustar en cualquiera de sus cuatro restaurantes: La Brasería, con carnes a la parrilla; La Llotja, destinada a pescados frescos; La Tapería, con una cantidad inmensa de picoteo, y La Peradeta. Además, en este mismo recinto, se pueden degustar diferentes bebidas en sus diferentes barras: la del vino, la de los cócteles, la de las cervezas y la de el champán acompañado de ostras. Y, para terminar, El Quiosc, el lugar al que ir a probar su multitud de helados caseros.