Después de diez años inicia una nueva etapa basada en dos líneas de actuación.
Las nuevas incorporaciones de chefs de renombre nacionales e internacionales junto con
la renovación de una buena parte de los puestos que ya formaban parte del mercado, San
Miguel ha decidido cambiar de cara con el fin lograr la calidad gastronómica deseada. El
mercado seguirá conservando los rasgos distintivos de un mercado tradicional como este
a la vez que se actualiza de manera que se pueda probar productos de gran tradición
artesana mezclados con creaciones de Jordi Roca, con 3 estrellas Michelin o los arroces
tradicionales de Rodrigo de la Calle, con una estrella.

Ricardo Sanz, con cuatro estrellas Michelin, estará al frente de Kirei by Kabuki en el que
probar uno de los mejores sushis y sashimis de Madrid, aunque también habrá un amplio
abanico de sopas, pastas y parrilla japonesa. Junto con estos chefs de altura se
mantendrán puestos como el histórico Casa Lhardy, encargado de elaborar algunos platos
más representativos de la cocina madrileña, o Carrasco Guijuelo, templo del jamón
ibérico. Una apuesta de renovación en la que se mezclará la alta gastronomía con la
cocina más tradicional de la capital-