Juan Miguel Cabrera, chef ejecutivo del hotel Bahía del Duque, lidera diferentes cocinas basadas en la calidad y el detalle.

Las Aguas, el restaurante gastronómico del hotel Bahía del Duque –“donde el producto es 100% local y se ensalza la cocina canaria, así como nuestros mejores vinos”, señala Juan Miguel–, puede que sea la ‘joya de la familia’, pero eso no significa que en el resto de fogones de este gran complejo dedicado al turismo de lujo no mimen hasta el último detalle. El italiano La Trattoria, el francés La Brasserie, el asiático Asia-Kan, el mexicano La Hacienda y Sua, inspirado en los asadores vascos y con carnes de primerísima calidad, forman parte también de la oferta del hotel, además de propuestas informales como el Chiringuito, la Heladería, el Burguer Bar o el Beach Club. “La calidad del producto essiempre testada antes de que llegue a nuestros clientes. Además, entre otros proyectos ya tenemos en marcha un huerto en el propio hotel para servir lo mejor y siempre basándonos en la estacionalidad” (bahia-duque.com).