El brunch está de moda. Punto. Con origen en un neologismo a partir de las palabras inglesas breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo) proveniente de países anglosajones, el brunch es esa comida que se lleva a cabo entre las 11 de la mañana y la 2 de la tarde – aunque nosotros lo hemos españolizado y podemos encontrarlo perfectamente disponible hasta las 5 de la tarde. Sus precios, aunque razonables, suelen ser elevados (quizás porque aumenta al ser fin de semana o quizás por tratarse de una comida más “especial”), por lo tanto te proponemos unos consejos para que prepares tu brunch perfecto en casa, súmale unos amigos y ¡a disfrutar del domingo!

Primero elije entre una buena taza de café, un vaso de leche o una taza de té. Y acompáñalo siempre de zumo de naranja – si es recién exprimido, mejor. Sí te sientes con fuerzas, puedes optar por algún cocktail con alcohol como un Bloody Mary o un zumo de frutas como un mojito de fresa.

 

¿Te apetece dulce? Prepara unas tortitas o pancakes y añádale lo que más te apetezca: mermelada, chocolate, mantequilla, etc. Te quedarán genial si también le sumas fruta. Nuestro consejo: nutella y plátano. ¿No te apetece tanto dulce? Prepárate una ensalada fresquita con lechuga, queso feta y nueces; o bien, decídete por una rica macedonia hecha a base de frutas de temporada. Si quieres sorprender a tus invitados, prepara unos huevos benedict con unas tostas de bacon o aguacate. ¿Te apetece picante? Decídete por un burrito mexicano de ternera con guacamole y chili, acompañado por batata al horno.

La comida es muy importante pero, sin duda, la compañía lo es mucho más. Escribele a tus amigos y diles que ya tenéis plan para este domingo.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12