María Gómez y Adrián de Marcos abrieron Magoga hace cuatro años sobre la antigua plaza que acogía la lonja de fruta y verdura de Cartagena. Un local que comenzó siendo una modesta casa de comidas, hoy es uno de los restaurantes gastronómicos más interesantes de Murcia. María Gómez, responsable de la cocina, es una de las chefs más prometedoras del panorama actual mientras Adrián de Marcos es el director de sala.

 

 

Su carta está basada en los productos de temporada, en los pescados y mariscos frescos traídos directamente desde la lonja y las carnes que con frecuencia incorporan a sus arroces. El resultado es una carta estacional que varía al son de las temporadas sorprendiendo al comensal en cada estación con nuevas y esmeradas creaciones como la vieira a la brasa con apionabo y trufa de verano, el bacalao con pancenta ibérica y crema de olla gitana, el pichón en su jugo, la codorniz escocesa, la gamba roja de mar o el calamar con setas de temporada, y almendras.