El qué es mejor guardarlo para luego. Empieza por el dónde: una almacén de pescadores, una casa del siglo XV, una antigua alpargatería del Born, una terraza con vistas o un taller del Eixample. El gusto por transformar espacios responde a esa primera pregunta. Allá va el resto.

¿Cuándo?

La historia se complica un poco en este punto (porque aquello que tiene cierto olor clandestino, siempre responde mal a algunas preguntas). La solución, dar cifras que toquen (aunque sea de lejos) el tema: más de 30 eventos en 3 años, más de 180 platos y más de 1000 personas.

¿Cómo?

Los amantes de la cocina creativa se ‘esconden’ detrás de una experiencia que deja muy lejos la gastronomía ‘del montón’. Let’s Brunch lucha por marcar la diferencia, por ofrecer vivencias y no simples platos, por crear el marco perfecto y hacerlo en la mejor compañía.

Para ello, diferentes colectivos de artistas se suman al proyecto y cambian el ambiente con una intención clara: que diseño, menús de creación, vinos y cavas se unan de forma perfecta y provoquen en los comensales algo único.

¿Quién?

Rodolfo Madera es la persona a quien se debe culpar. Arquitecto e interiorista apasionado de la gastronomía, los buenos momentos (algo más para responder a ese ‘¿Cuándo?‘) y los espacios diferentes. Todo, absolutamente todo, se cuida al máximo… porque Rodolfo vuela por encima de cada detalle.

¿Por qué?

Porque aman la gastronomía, la música, el diseño, la fotografía, la creatividad, la arquitectura, el buen gusto, el arte y, principalmente, la curiosidad.

¿Y tú? ¿Tienes alguna pregunta? No te cortes: come, vive, disfruta y experimenta.