La cadena de ‘streetfood’ ucraniana Pita ha desembarcado en España con la apertura de su primer restaurante en Madrid, según informa la enseña en un comunicado.

En concreto, Pita Madrid, que cuenta con cuatro socios (Kfir Levinzon, Alon Fridman, Avi Benyakar y Izabela Ribeiro de Castro), recala en España con el objetivo de ofrecer uno de los platos más tradicionales de la cocina mediterránea. Además, no descartan más aperturas en la capital y dar posteriormente el salto a otras ciudades españolas con este formato.

La cadena de restauración comenzó su andadura en 2018 cuando Kfir Levinzon viajó a Kiev y descubrió que en la capital ucraniana había una gran comunidad de israelíes viviendo en la ciudad, sin encontrar en ella espacios donde comer platos tradicionales como hummus o falafel, por lo que decidió abrir un espacio donde ofrecer «buena cocina mediterránea, natural y elaborada con ingrediente de calidad».

«Quería llevar a Ucrania el hummus, el falafel y las pitas de verdad. Platos que, cuando un israelí los probase, dijera: ‘es el mejor que he probado'», ha explicado Levinzon, chef y propietario de la cadena de restaurantes Pita Kiev.

Levinzon ha subrayado que su propuesta gastronómica en Kiev fue muy bien recibida, lo que le llevó a abrir más espacios. «En la actualidad contamos con cuatro en Kiev -también tratamos de abrir uno en Odesa, pero comenzó la guerra-. Y, ahora, un año después de que empezase el
conflicto, mientras otros restaurantes están cerrados, nosotros permanecemos abiertos en la capital trabajando», ha señalado.

MITAD DE LA PLANTILLA DE ORIGEN UCRANIANO.

El apoyo a la población ucraniana en estos complicados momentos se muestra también en la plantilla de Madrid, ya que de los 12 trabajadores, la mitad son de origen ucranianos, dando especial relevancia al país en el que nace la marca.

«Nuestro chef, Valeri de 33 años, es ucraniano. Ha pasado por restaurantes de cocina japonesa, especializados en carnes, nikkei y francesa. Con él abrimos los cinco restaurantes Pita Kiev en Ucrania
y en junio de 2022 llegó a la capital española para ayudarnos a abrir Pita Madrid», ha explicado.

De esta forma, el chef ucraniano se encuentra al frente de la cocina del local madrileño. «Durante tres años pensé en lo maravilloso que sería abrir Pita Madrid. Y, cuando comenzó la guerra, Izabela, mi socia, verificó la opción de darle al chef y a parte de su equipo protección internacional en España», ha indicado Levinzon, que no ha dudado en agradecer a España el apoyo dado a los refugiados ucranianos.