El sector hostelero ha detectado carencias en la profesionalización de sus negocios y plantillas, así como dificultades para retener el talento joven, según se desprende del Barómetro FuerzaBar de Heineken España.

«Es fundamental hacer de la hostelería un sector atractivo para los jóvenes, el seducirles es fundamental para generar un relevo generacional en este colectivo», ha asegurado el analista de Punto de Fuga, Alberto Plazas.

De esta forma, las claves fundamentales para el futuro de la hostelería, según el barómetro son la polarización de la oferta hacia modelos más sostenidos, la personalización y la preparación de los equipos y de los negocios.

Así, el 85% de los hosteleros piensa que los negocios deben ofrecer experiencias diferentes para modernizarse o tendrán que apostar por una propuesta competitiva en precio y rapidez. «Lo generalista morirá, hay que generar experiencias para que el clienta vuelva, por lo que se busca propuestas exclusivas como servicios de ‘take away’ y ‘delivery’ de lujo», ha asegurado Plazas.

Mientras que el 79% reconoce que los que sepan manejar y aprovechar la información de sus clientes serán los más exitosos. Así, ven necesario aprovechar al máximo la digitalización, el ‘big data’ y encontrar una nueva forma de afrontar esta relación.

El barómetro confirma la necesidad de optimizar la gestión del negocio y también adaptar el liderazgo de los recursos humanos a una perspectiva más moderna, que atraiga y retenga a profesionales cualificados jóvenes.

El 84% de los hosteleros asegura que la hostelería necesita modernizarse en la gestión del negocio, aplicando modelos del mundo empresarial donde se potencia la agilidad en la toma de decisiones, la adaptación al cambio.

De esta forma, el informe constata que la nueva hostelería apunta a la creación de nuevos profesionales, así se han detectado hasta 13 nuevas profesiones en el sector, que permitirá su profesionalización.

ESPAÑA, EL PAÍS DE EUROPA QUE HA SALIDO MÁS RÁPIDO DE LA CRISIS

El secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego, se ha congratulado de que el sector está «cicatrizando, saliendo del tsunami terrible que se vivió con el Covid». «Hoy tenemos empresas mucho mejor que en 2019, pero va por barrios porque se está saliendo de forma asimétrica. Creemos que el nivel de aceleración es razonable, España es el país de Europa donde el sector que ha salido más rápido de la crisis», ha subrayado.

Gallego ha destacado que entre los retos que encara la hostelería figura el «hacer más atractivo los puestos de trabajo». «Hay que ser capaces de recuperar el margen de las empresas y saber aplicarlo bien. Además, hay que reforzar la experiencia y ese valor diferencial que nos va a permitir generar valor al negocio», ha señalado.

El chef valenciano Ricard Camarena, que cuenta con dos estrellas Michelin, ha recalcado la importancia de la sostenibilidad y de ser buenos gestores en la restauración. «Yo entiendo la sostenibilidad en que cada día hay que replantearse las cosas. Nosotros usamos el I+D para solventar el problema que nos genera la coyuntura económica real. Debemos ser buenos gestores porque es una obligación y una necesidad. La sostenibilidad pasa por gestionar bien el negocio», ha asegurado.

Por su parte, el consejero delegado del Grupo Larrumba Holding, Ignacio Blanco, ha detallado las claves para que funcione el sector destacando la «propuesta de valor, donde tienes que tener un elemento diferencial», advirtiendo que el «generalista lo tiene muy complicado». «También es necesario una ejecución impecable, si fallas pierdes, y por último hay que cuidar a los trabajadores y al cliente», ha recalcado.