El mundo al revés. Los que vivimos en la ciudad, para evadirnos queremos disfrutar de un ambiente más rural, y en los pueblos suelen salir a visitar la ciudad cuando pueden. Eso sí, con la llegada del verano, todos huimos a zonas que nos protejan del calor.

Bilbao, Madrid, Barcelona, A Coruña, San Sebastián, Málaga, Alicante… ¿Dónde irías a hacer un picnic? Ya sea con la familia o con los amigos, la Guía Repsol propone siete parques urbanos para hacerlo.

En las grandes ciudades también tenemos nuestro espacio para disfrutar de la naturaleza, aunque sea en parques y no en bosques infinitos. Te vamos a mostrar siete parques en siete grandes ciudades dónde acudir a hacer un picnic. Y no solo eso, también las recetas de bonito que más pegan con el lugar. Obviamente, también teníamos que hablar de comida.

Bilbao. Parque Etxebarria. El más grande la ciudad vasca, con vistas al Casco Viejo o el Guggenheim. El lugar perfecto para disfrutar de un bocadillo de bonito del Golfo Vizcaíno. Puedes añadirle lo que quieras según tus gustos, tomate seco, aceitunas, alcaparras…

Barcelona. Parque de la Ciutadella. Desde 1888 existe este parque de 17 hectáreas, con numerosas zonas ajardinadas, una impresionante cascada, un lago para pasear en barca e incluso un zoo. Para pasar el calor, una buena ensalada fría de pasta o arroz con bonito del norte, cebolleta, aceitunas negras, tomate pelado y maíz es perfecta para la ocasión.

Madrid. Parque Juan Carlos I. Este parque de la capital cuenta con una ría de casi dos kilómetros y un gran lago. Llévate unas empanadillas caseras rellenas de bonito, tomate frito y huevo duro. Deliciosas.

A Coruña. Parque de San Pedro. Mar y montaña se unen en el norte de Galicia. ¿Qué mejor lugar para disfrutar de una empanada de bonito? No te olvides de la receta: sofrito de tomate, huevo duro y aceitunas.

Málaga. Parque de la Paloma de Benalmádena Costa. Te sentirás muy cerca de la naturaleza, ya que durante el paseo podrás ver pavos reales tortugas, conejos e incluso emúes. Antes de ir, rellena unos huevos con bonito, mostaza, salsa Perrins, mayonesa, una anchoa picada, albahaca fresca, cebollino, alcaparras y yema cocida. Eso sí, lleva refrigerador portátil.

San Sebastián. Parque Cristina Enea. Dicen que San Sebastián es una de las ciudades más bonitas de Europa, incluso algunos aseguran que del mundo. Por eso, no podía faltar uno de los parques urbanos más frondosos de España. Al encontrarnos en San Sebastián, es casi obligatorio llevar unos pintxos. Prepara antes de salir de casa prepara unas pequeñas hamburguesitas de bonito con zanahoria, cebolla, perejil, cayena y pan rallado. Nada mejor que irse de pintxos y de picnic a la vez.

Alicante. Fuentes del Algar. Visita obligada para cualquiera que esté en Alicante, es una zona de la ciudad en la que se suceden cascadas y “tolls” (pozas de agua donde bañarse). Hay zonas habilitadas para hacer picnic, en las que podrás disfrutar de unos ricos bocadillos de tortilla francesa con bonito y pan untado en tomate.