Nosotros somos partidarios de comer roscones durante todo el año. Pero los convencionalismos a veces se imponen, y lo cierto es que el común de los mortales sólo se ponen hasta las patas de este dulce en estas fechas. Por eso mismo, porque muchos sólo disfrutan de ellos durante la festividad de los Reyes Magos (día arriba, día abajo), se debe ir sobre seguro y elegir los mejores roscones del mercado. Y nosotros te ayudamos a elegir el que más vaya contigo.

Pastelería Mallorca

Empezamos con todo un clasicazo. Desde que en 1931 Bernardino Moreno abriese la primera tienda en la calle Bravo Murillo, en Pastelería Mallorca este dulce tradicional navideño no ha faltado nunca en sus vitrinas. Así, nueve décadas después, sus roscones se siguen elaborando a base de una mezcla de harina nacional e italiana de gran fuerza, mantequilla asturiana de alta calidad, levadura fresca con prefermentados naturales, huevos, azúcar, ralladura de naranja y de limón y agua de azahar. Por supuesto, no podía faltar la que desde 1940 se convirtiese en seña de identidad del roscón de la casa: la almendra Marcona tostada en grano. Lo dicho: una apuesta segura que, además, este año presenta su mejor versión, con una textura y esponjosidad de la miga inigualables.

Madreamiga

Este obrador artesano de Madrid, que se basa en el respeto por la tradición de trabajar el pan y otras delicias, vuelve como cada Navidad con su Roscón de Reyes. Aunque este año, como novedad, han logrado elaborar un dulce que puede transportarse en calidades óptimas a cualquier punto de la península. Así que puede comprarse tanto en su establecimiento madrileño como a través de su página web, para disfrutarse en toda España. “Cuando empezamos hacer Roscón mucha gente nos decía que por qué no tenía esas frutas de color rojo y verde que suele tener el Roscón, y nuestra respuesta siempre era la misma: esas frutas suelen ser industriales y químicas y nosotros queríamos confitar nuestra propia fruta. Por eso optamos por hacer nuestro Roscón solo con nuestra naranja confitada. Creo que ese fue el detonante por el que nuestro Roscón empezó a ser famoso. Era diferente, fresco, tierno y llevaba una fruta que la gente no dejaba en el plato”, reflexiona su creadora.

GoXo – Dabiz Muñoz

Cambiamos de tercio y apostamos fuerte. Y es que si el triestrellado chef Dabiz Muñoz ya nos deleitó las pasadas Navidades con su roscón, este año se ha propuesto sorprendernos aún más y ha preparado no uno, sino dos. El primero, especialmente pensado para los amantes del chocolate, es de cacao y va relleno de crema chantilly de caramelo salado y cubierto de toffee de leche reducida, crumble de almendra y migas de galleta de mantequilla; y el segundo es un Roxcón XO (así es como se llaman) abriochado, relleno de crema chantilly de moras y violetas, cubierto de crumble de almendras, chocolate rubí, jengibre escarchado e hibiscos. ¿Te atreves?

Leon The Baker

Los intolerantes al gluten también tienen derecho a vivir (incluso a comer roscón). Y en Leon The Baker no se han olvidado de ellos. Sus responsables han estado trabajando durante meses hasta dar con la mejor receta y conseguir la textura y sabor perfectos. Y damos fe de que lo han logrado. Sus roscones se elaboran diariamente de manera artesanal y con ingredientes naturales, sin ningún tipo de conservante o añadido. Y el resultado es tan apetecible como el que puedes ver en la foto.

La Duquesita

Otro roscón con firma de autor es éste elaborado por Oriol Balaguer, aunque en este caso siguiendo los cánones tradicionales. Están disponibles en versión de Briox sin relleno, nata, trufa o crema tostada y decorados con frutas escarchadas –naranja, melón y cereza–, almendra y dos azúcares. Para el reputado pastelero, la elaboración de un buen roscón está basada en «fermentaciones largas, de aproximadamente 48 horas, masas blandas y un punto de equilibrado de azahar». Directrices que él sigue a rajatabla. Y eso se nota en cada bocado.

PAN.DELIRIO

Si a estas alturas no les conoces, nos apiadamos de ti… Baste decir que en los cuatro años de andadura de la firma han acumulado un buen número de premios, incluyendo el de Mejor Roscón Artesano de Madrid, concedido en la II edición de este certamen por parte de un jurado presidido por Paco Torreblanca. Elaborado según la tradición, con masa madre y materias primas de primera, es –según sus creadores– «el mejor del universo, porque está tratado mediante un delicado proceso, natural y artesano, con el mismo mimo con el que se hace en casa, sin conservantes y sin aditivos, con fermentación larga y reposo en frío».

Horno de Babette

Innovador y tradicional al mismo tiempo, el de El Horno de Babette es una elaboración que cabalga entre el panettone y el roscón. Al menos en su forma, nada purista, pero no en su sabor, que sí que se ciñe al guion. La receta, que parte de masa madre -ADN del obrador-, cuenta con ingredientes como el agua de azahar Luca de Tena, la ralladura natural de limones y naranjas, los huevos ecológicos Bgüe, y el uso exclusivo de mantequilla. Este año han limitado la producción a 1.800 roscones (a un precio de 26,40€  la unidad) para mantener su calidad, al igual que su venta: sólo estará disponible el 31 de diciembre, y el 4, 5 y 6 de enero de 2022.

Deja un comentario