churros

Los churros con chocolate es el plan perfecto para una reunión con amigos mientras vemos las luces de la ciudad. Durante todos estos años, los churreros han jugado con distintas técnicas para ofrecernos lo mejor de este producto, desde diferentes formas hasta distintos tipos. ¿Dónde sueles disfrutar de este producto en Madrid?

Chocolatería San Ginés

Se encuentra en el Pasadizo de San Gines, 5. Es una cafetería tan antigua, en concreto de 1894, que aparece en Luces de Bohemia de Ramón María del Valle -Inclán y en todas las guías turísticas de la ciudad, en los lugares a los que debes acudir en tu visita a Madrid. Además, puedes disfrutarlo las 24 horas los 365 días del año, tanto en la terraza como en casa viendo la mejor serie de la televisión.

Chocolat Madrid

Se encuentra en el Barrio de las Letras y, pese a su corta edad, se ha hecho un hecho entre los mejores de la ciudad. Una característica que define a esta cafetería es que este producto está elaborado con muy poca azúcar, aunque una tarde de celebración no está mal darnos un capricho con este rico manjar.

La Antigua

Como bien indica su nombre, esta cafetería cuenta con muchos años de servicio a los comensales. Puedes disfrutar de este manjar en los distintos restaurantes que tienen repartidos por toda la provincia de Madrid, tanto en la capital como alrededores. Son espectaculares porque tienen ese punto crujiente y cuentan con algunos rellenos que los hacen muy especiales, además, del churro clásico. Entre los rellenos más populares se encuentra el chocolate y el dulce de leche.

Chocolatería Bar Rocamar

Esta cafetería se encuentra en la Calle Santa Engracia, 29. Es un local en el que se sirve churros de muchos tipos y que quitan la respiración a los comensales que van a la chocolatería. Los más populares son los rechupetes, por su mezcla con el aguardiente, una mezcla explosiva pero acertada. Además, cuentan con los churros en forma de lágrimas, las tradicionales porras y los chamberosquis, unos churros más gruesos que los normales.

Los Artesanos 1902

Se trata de otra familia, en concreto cinco generaciones, que lleva sirviendo este manjar desde hace muchos años. La característica que prima a este restaurante es que sus churros se pueden mojar en un chocolate mezclado con nata o con ron. Además, se puede disfrutar tanto de churros como de porras. ¿Te apetece probarlos?

Deja un comentario

Cancelar la respuesta