Si hay un día donde salir a tomar el aperitivo es casi una obligación es el domingo. Si además es el Día del Vermut no se nos ocurre mejor forma de acabar la mañana en la capital y la ciudad condal. Rojo, blanco, de grifo, embotellado o en cóctel, siempre acompañado de una buena tapa y si son encurtidos mejor. Este trago en cualquiera de sus formas y dónde celebrar este domingo el Día del Vermut en Madrid y Barcelona.

Madrid

La hora del vermut

El nombre lo dice todo. Este local ha consagrado su servicio a la hora del vermut. Arrancaron su andadura con un pequeño puesto en el Mercado de San Miguel y ahora se les queda pequeño, aunque tuvieron que cerrar su espacio en el barrio de Retiro.

La Hora del Vermut es uno de los establecimientos de Madrid con más referencias. Cuenta en su carta con unas 80 nacionales (de Galicia, La Rioja, Madrid, Jerez…) e internacionales como el italiano Manchino y el francés la Quintinye. Tiene vermut de grifo y hacen recomendaciones semanales para que puedas catar y explorar el mundo del vermut. Para acompañar su propuesta cuentan con conservas, encurtidos, salazones, tostas, tapas y pintxos.

Vermutería Chipén

En los bajos del hotel Mercure Plaza España, abría a principios de 2018 un nuevo espacio una de las costumbres más arraigadas de la ciudad: el vermut. Además del vermut de grifo el Zarro madrileño, en su carta tienen con más de 40 marcas de todo el mundo. También han arriesgado creando una etiqueta propia: Chipén. Está elaborada por la bodega madrileña Arlini con uva Monastrell 100% y macerado con 30 botánicos. Su lema es «Vermut y lo que surja». Por eso acompañan el trago con cocina madrileña actualizada y algunas fusiones con platos internacionales.

Bodegas de la Ardosa

Un clásico entre los clásicos de Madrid para tomar el vermut es, sin lugar a dudas, la Bodega de la Ardosa. Pertenece a ese grupo de tabernas centenarias que han resistido al paso del tiempo. Su fundación se remonta a 1892 y desde entonces es uno te los templos del picoteo madrileño.

Sus mesas son antiguos barriles de vermut. Lo sirven de grifo, sin hielos y en un vaso pqueño y alargado, como antaño. Para acompañarlo pide alguna de sus especialidades: croquetas de cabrales, carabinero, cecina o choco en su tinta, chacinas y encurtidos o una ración de su archifamosa tortilla de patata, considerada como una de las mejores de todo Madrid.

Casa Camacho

Casa Camacho está el corazón de Malasaña. El local está presidido por enormes barriles de vermut dispuestos en la pared detrás de la barra y unos cuantos grifos de vermut. Para no dar lugar a dudas sobre su tradición vermutera. Vermut sencillo, con sifón. Si lo que realmente quieres es meterte en ambiente pedirás un Yayo, la especialidad de la casa. Se trata de una bebida en la que lo que prima es el vermut, al que añaden ginebra y gaseosa. Todo acompañado de aceitunas y patatas fritas.

Barcelona

Quimet i Quimet

Una parada obligada donde descubrirás el espíritu de una bodega de vermuts: mármol, hierro forjado, muchas botellas… Situada en el corazón del Poble Sec, Quimet y Quimet es un imprescindible. En este local tan clásico cuentan con uno de los mejores vermuts de grifo de la ciudad condal. Las tapas le siguen muy de cerca y la carta de vinos es para perderse. ¿Se te ocurre un lugar mejor para tomar el aperitivo este domingo Día del Vermut?

Morro Fi

Cerca de la plaza Universidad encontramos Morro Fi. Un bar minúsculo que ha recuperado el vermut con el sello de diseño barcelonés. Un clásico con guiños en el que el vermut la estrella. Aperitivos y vermuts son la esencia de esta barra donde gente joven y veteranos de los bares se unen para compartir esta tradicional bebida.

Bodega Montferry

¿Ir Sants y no visitar la bodega Montferry? Marc Miñarro rescató este emblemático restaurante y le dio una segunda vida, pero su esencia se mantuvo intacta. El vermut se acompaña con pinchos de tortilla de todo tipo y bocatas variados de embutidos y encurtidos o conservas. Un bocado de lo más clásico y casero de nuestra tradición gastro.

La Mundana

«La vermutería gastronómica de Sants» dice La Mundana en su web. Cocina sin pretensiones con los sabores de aquí fusionados con Japón, Francia y el Mediterráneo. El vermut juega un papel principal. En los vermuts blancos tienen: Lacuesta, Padró blanco y Lustau. Entre los rojos: Muller, Povarelo, El Palique de los madriles o Padró.

Bonus track: si no quieres salir de casa

Dos Déus

Dos Déus no quiere dejar de celebrar este día con los más vermuteros. Por eso propone disfrutar de su línea de vermuts calientes. Dos Déus Calent: Mediterranean y Nordic, perfectos para dar la bienvenida a este frío y lluvioso inicio primaveral junto a su ‘fond-mut’, la fondue del vermut.

Dos Déus Calent Mediterranean con aromas 100% del invierno mediterráneo. Es un vermut suave gracias a los aromas de piel de naranja, café, vainilla, ruibarbo,
ajenjo y nuez moscada. Se recomienda servirlo con dos granos de café. Dos Déus Calent Nordic con aromas del invierno nórdico, tiene un perfil que recuerda a los aromas de las tradicionales galletas especiadas con clavo y canela, con matices de piel de naranja, ruibarbo, café, ajenjo y vainilla. Se recomienda servirlo con una ramita de canela.

Domingo de Osborne

Vermut Domingo, la marca de vermut español adquirida el pasado mes de mayo por el Grupo Osborne, ha creado TriBar. Un juego de mesa para regalar a esos padres que disfrutan de un aperitivo los domingos poniéndose a prueba tanto en cultura general, como en cultura de bar, y disfrutan de esos momentos distendidos y divertidos de los juegos de mesa clásicos actualizados donde sólo puede ganar el que más sepa de bares y de los secretos del vermut.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta