Hay Hoteles donde paras lo justo y otros de los que no quieres salir. El renovado COMO Metropolitan London es de estos últimos, sin duda.

Aunque no podemos evitar confesar nuestra devoción por su cercano ‘hermano mayor’, The Halkin, hay que reconocer que ‘the Met’ –como
es conocido– sigue siendo una de esas direcciones que nunca fallan a la hora de visitar la capital británica. Más
aún desde que hace un año finalizara su rediseño, el cual ha respetado la estética que le convirtió en un referente en 1997 para centrarse en aumentar
la luminosidad de los espacios y
crear una mejor experiencia para el huésped a través de nuevas soluciones tecnológicas y de mobiliario. El resultado hace que todas las estancias parezcan más grandes, más frescas, más equilibradas. Un reflejo, sin duda, del creciente peso de la vertiente wellness del hotel: masajes, reiki, yoga en el cercano Hyde Park, carta de bebidas y comida saludable… Pero que tampoco se asuste el que busque otro tipo de diversión, porque si el famoso Met Bar sigue siendo parada ineludible para bebedores famosos y anónimos, qué decir de Nobu, capaz de llenar todos los turnos con su oferta japo- peruana sin caer en la complacencia: nigiris y tiraditos, ese bacalao negro de leyenda, la magnífica carta de vinos y un servicio impecable hacen de este hotspot una recomendación a prueba de balas (comohotels.com).

Mímate un poco

Lociones, bálsamos, cremas, aceites… y
lo que se te ocurra. Bajo el sello de COMO Shambhala, el ‘arsenal’ con el que cuentan en este hotel –qué decir de sus maravillosas amenities– hará que quieras llenar la maleta con ellas.