1 – Siéntete como parte de la realeza

Viaja hasta la capital austríaca, una de las más bellas de Europa con sus elegantes palacios y su ambiente real. Despide el año con un chute de espíritu navideño, ya que el 31 de diciembre las calles de Viena se llena de conciertos, óperas, exposiciones y musicales. En el centro de la ciudad, la oferta para comer, beber y escuchar todo tipo de música se dispara. Por último, celebra la llegada del Año Nuevo al ritmo del ‘Danubio Azul‘ que se toca en directo en la plaza del Ayuntamiento.

2 – Para los aventureros, el camino más navideño

Una nochevieja completamente diferente para los amantes del senderismo, y sin la necesidad de salir de España, es tomar las uvas en Santiago de Compostela. Lánzate a realizar el Camino de Santiago y despide el año en la Praza do Obradoiro junto a compostelanos, amigos del Camino y turistas se dan cita cada año. Y, además, si quieres rebajar un poco los excesos navideños mientras te diviertes y practicas un poco de deporte disfrazado, participa en la San Silvestre compostelana.

 

3- Muchísima diversión a buen precio

No es uno de los destinos más famosos para pasar fin de año pero, poco a poco va ganando fama, y es que en Budapest el ambiente festivo se desborda durante esta época con un ambiente de lujo ¿Lo mejor? Que aún tiene unos precios muy bajos.

 

4 – Un destino que lo tiene todo

Sin duda, uno de los lugares preferidos por los españoles, cercano, económico y con un ambientazo durante la Navidad en general y Nochevieja en particular, te hablamos de Lisboa. Las calles de la capital Portuguesa se llenan de gente con ganas de pasarlo muy bien la última noche del año.

 

 

5 – El tándem amor y fiesta

Un buen plan para pasar la nochevieja es las fiesta más famosa de Roma, amore. Se trata de un festival que dura toda la noche y donde se dan cita personas de todo el mundo. La capital de Italia rebosa de alegría y ambiente navideño durante esas fechas.

6 – Una nochevieja exótica

Si quieres celebraciones que huyan de todo lo que conoces hasta ahora, tu destino es Estambul, enamorarte de la iluminación onírica de las mezquitas de Santa Sofía o la Mezquita Azul y unirte al ambiente festivo de los barrios de Ortaköy o Bebek. Aquí no faltarán numerosas fiestas por todo lo altos durante estas fechas.