Así disparó su cámara Hans Gissinger para su ‘Salami’. Una oda al embutido italiano que da lugar a muchas interpretaciones… incluso para el propio fotógrafo.



Siempre me fascinó la brutal figura del salami, y los italianos son sin duda los más interesantes de todos. Esto solo funciona con carne curada, el resultado de darle tiempo a una ‘salchicha’ hasta que le otorga carácter a esta pieza de arte. Además, cuanto más grasa, más moho se formará en la capa exterior y más evolucionará su sabor”.

“Fue en 1995, durante una visita a Milán, cuando decidí que quería hacer un porfolio sobre el salami. Tenía un asistente que conocía bien todo lo relacionado con el tema, incluyendo las mejores tiendas y los productores más reputados. Recuerdo que a los pocos días el olor de la carne curada ya se extendía por todo el edificio donde estábamos trabajando; ¡y desde luego no es el típico olor al que están acostumbrados en un estudio de moda! Me di cuenta de que muchos de los asistentes italianos esperaban ansiosos en un rincón para obtener su pieza al final de cada día, me resultaba muy curioso”.

“Por cierto, debo aclarar que mi intención no era realizar fotografías con connotaciones pornográficas de ningún tipo. Fue la respuesta de la gente a mis imágenes la que me hizo ver que ese enfoque también era posible. Yo disparaba desde las entrañas, es después cuando empiezas a analizar las imágenes con la cabeza. Y puedes ver penes, vaginas o incluso excrementos”. “Salami’ fue mi primer proyecto relacionado con la comida, pero cuando llegué a EE UU vi que no podía importar todos los productos, por eso tuve que volver a Italia para poder hacerlo.

El libro se publicó finalmente en 2002”.

“Si me preguntan qué significa para mí la comida… ¡Necesitamos la comida! Disfruto mucho de ella, pero el problema es que para acceder a la buena comida necesitas dinero, si no, es cada vez más difícil. Por cierto, mi restaurante favorito es Peasant, en Nueva York; estoy trabajando en un proyecto nuevo con su chef, Frank DeCarlo. En breve veréis el resultado”

Desde las entrañas

Desde las entrañas

Desde las entrañas

Desde las entrañas

Desde las entrañas