Descubrir el mejor sabor de una bebida bebiendo otra ya se entiende como algo raro, pero que una de ellas sea el café y la otra sea vino, es más inconcluso todavía. ¿Puntos de encuentros? Ser las dos bebidas más aromáticas hasta la fecha.

Y precisamente por ser las dos bebidas más aromáticas, Café Saula  entiende que hay una gran paralelismo y relación entre el buen café y, por supuesto, el buen vino.

Para saber más, el sumiller de Saula, Lluís Saula, nos habla de los paralelismo sensoriales que hay entre ambas bebidas. Para empezar, el ejercicio que propone se basa en la sencilla tarea de encontrar nuestro vino favorito a través de las notas sensoriales que desprende el café. Al estar íntimamente relacionadas nos hará despertar el interés por uno u otro tipo de vino.

¿Por qué? Porque ambas bebidas tendrán las mismas propiedades organolépticas que influirán directamente sobre las sensaciones.

Para ello contamos con cuatro tipos de café traídos desde Saula:

Premium Original: complejo, redondo, denso y largo que encuentra su equivalente en Cabernet Sauvignon (Franc).

Premium Ecológico: afrutado con cítricos, equilibrado, aromático y delicado. Pinot Noir es la variedad de vino con la que casaría mejor a nivel sensorial.

Premium Bourbon: cuerpo pleno, con dulzor a chocolate y escaso, en relación a la variedad Arábica Bourbon. Se identifica con un Merlot maduro.

Premium Dark India: nuez moscada, ahumados, regaliz y notas tostadas. Apropiado con la variedad Syrah.