En Suecia van mucho más adelantados que en el resto de los países europeos, y una prueba de esto es el ‘plogging’. Se trata de una nueva práctica deportiva creada por los ciudadanos suecos que consiste en salir a correr a la calle con una bolsa de plástico mientras recoges los desperdicios que te encuentras por el camino.

El resultado de este curioso nombre proviene de la fusión de ‘plocka upp’ (recoger en sueco) y ‘running’. Esta modalidad deportiva asegura quemar alrededor de 300 calorías por 30 minutos de ejercicio, ya que combina el running con las sentadillas.

Tras consolidarse en Suecia y los países nórdicos, este deporte con conciencia social ha aparecido en nuestro país, donde se han creado pequeños grupos de ‘ploggers’.

No sabemos si esta práctica deportiva cuajará en España, pero sin duda, es una buena manera de fomentar el cuidado de nuestro entorno. Y tú, ¿te animas a mejorar el medio ambiente?