La compañía de reparto de comida a domicilio Deliveroo ha celebrado la entrega de diez millones de hamburguesas en el Reino Unido con una campaña, cuanto menos, original. La empresa ha instalado una valla publicitaria gigante formada por más de 2000 hamburguesas en una de las principales calles de Londres. En el proyecto, que fue llevado a cabo de forma inesperada, se repartieron las hamburguesas que constituían la valla publicitaria entre los asistentes de forma gratuita y hasta agotar existencias.

La original iniciativa forma parte de la campaña ‘Eat more amazing’ (“come de manera más increíble”) y fue lanzada en Shoredith, uno de los barrios de moda de la capital británica.

La idea de la compañía era fomentar la interacción con sus consumidores, y lo hicieron utilizando una estrategia de lo más atractiva: la comida.