Delirar en cada bocado. Eso es lo que provocan las creaciones de Javier Rodríguez en
Delirios, un restaurante de León cuya carta está sujeta al producto de mercado y de la
tierra. Sus tres menús degustación están pensados para todo aquel que quiera disfrutar
de la gastronomía teniendo en cuenta a todos los bolsillos, pues sus precios son de 19, 29
y 39 euros.

Aperitivos como el polvorón de chorizo de León, las croquetas de cocido, el
hot dog de papada de cerdo ibérico y albaricoque o platos como el arroz de boletus y
queso semicurado, el marmitako de bonito del Norte o el solomillo de vacuno tratado
como un tataki son algunas de las delicias que se pueden probar en sus menús.

Pero no todo van a ser menús largos. Para los que prefieran picotear algo, en la barra de
Delirios pueden encontrar tapas como las magdalenas de morcilla leonesa con chocolate,
las madejas de patatas bravas o las piruletas de queso curado con tomate liofilizado. Y
las raciones de tartar de trucha, gazpacho de fresa y albahaca, las falsas croquetas de
huevo cocido con jamón ibérico o la crema de queso de cabra, avellanas y aceite de oliva
virgen extra.